This content is not available in your region

Empresas de capital riesgo lucharán por sus inversiones tras las nuevas reglas de tutoría de China

Empresas de capital riesgo lucharán por sus inversiones tras las nuevas reglas de tutoría de China
Empresas de capital riesgo lucharán por sus inversiones tras las nuevas reglas de tutoría de China   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Kane Wu

HONGKONG, 27 jul – La decisión de China de prohibir que las empresas de enseñanza extraescolar obtengan beneficios de las asignaturas escolares obligatorias y aumenten su financiación va a desencadenar una lucha entre los inversores de capital riesgo y privado para encontrar una salida a sus inversiones, después de invertir miles de millones de dólares en el sector.

Aunque se esperaba una normativa más estricta, ya que China quiere aliviar la presión sobre los niños y los costes que recaen sobre los padres, lo que ha contribuido a reducir las tasas de natalidad, fuentes del sector de capital riesgo afirman que les han sorprendido la severidad de las normas, que podrían acabar con muchas empresas e imposibilitar la salida de sus inversiones.

“Todas las empresas se verán afectadas, y habrá una gran cantidad de despidos”, afirma un inversor de capital riesgo con sede en Shanghái, cuya empresa ha invertido en una serie de aplicaciones educativas en línea dirigidas a niños en edad escolar. Los inversores de capital riesgo y de capital privado no pueden hacer nada en este momento”.

Varios inversores de capital riesgo lamentaron la falta de claridad sobre la forma en que China aplicaría las normas, aunque algunos dijeron que esto podría no ser el final y que el aumento de la tutoría no académica podría ayudar a suavizar el golpe para las empresas.

Según las nuevas normas, que han provocado una caída masiva de las acciones de las empresas chinas de enseñanza extraescolar, todas las instituciones que ofrezcan clases particulares de asignaturas del programa escolar se registrarán como organizaciones sin ánimo de lucro, y no se concederán nuevas licencias.

Las normas prohíben a estas empresas obtener dinero cotizando en bolsa u otras actividades relacionadas con los mercados de capital, y también prohíben a las empresas chinas que cotizan en bolsa invertir en estas instituciones de enseñanza extraescolar, según un comunicado oficial. También se prohíben las inversiones extranjeras en estas empresas.

Las inversiones de capital riesgo en el sector educativo chino alcanzaron un récord de 8.100 millones de dólares el año pasado, ya que los confinamientos a causa de la pandemia impulsaron la demanda de educación en línea, según datos de Refinitiv. Esto supone más de la mitad del valor total de las operaciones, que asciende a 15.500 millones de dólares desde 2016.

Algunos inversores de capital riesgo creen que las empresas de su cartera podrían estudiar la posibilidad de transformar sus negocios de clases extraescolares basadas en el plan de estudios a cursos vocacionales y extracurriculares para suavizar el golpe de las nuevas normas.

El sector chino de las clases particulares, con un valor de 120.000 millones de dólares, podría tratar de separar sus segmentos de negocio y aumentar las clases particulares extraescolares no académicas, según afirmaron los analistas el lunes.