This content is not available in your region

El precio de la vivienda usada en España aumenta en julio y mantiene la tendencia anual alcista

El precio de la vivienda usada en España aumenta en julio y mantiene la tendencia anual alcista
El precio de la vivienda usada en España aumenta en julio y mantiene la tendencia anual alcista   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

2 ago – El precio de la vivienda usada en España aumentó en julio un 0,15% respecto al mes de junio, según datos del portal pisos.com, que muestra una subida del 1,96% respecto al mes de julio de 2020, cuando la recuperación de la economía por el relajamiento de las medidas de confinamiento se producía más lentamente de lo que se había previsto durante la primavera.

Según el informe de pisos.com, el precio actual es de 1.848 euros por metro cuadrado.

“Tras un 2020 fuertemente condicionado por la crisis pandémica y un primer semestre de 2021 de progresiva vuelta a la normalidad, es de esperar que parte de la demanda que ha estado esperando un panorama económico más estable, por fin se decida y aproveche estos meses más tranquilos para filtrar oferta y visitar inmuebles en venta”, comenta Ferran Font, director de Estudios de pisos.com.

Según el portal inmobiliario Idealista, que se basa en los precios de oferta (sobre metros cuadrados construidos) publicados por sus anunciantes, el precio de la vivienda usada en España aumentó un 0,5% durante el mes de julio y un 1,8% en el último trimestre, revelando en este caso un aumento interanual del 8,9% respecto a las cifras de julio de 2020.

De acuerdo con las cifras analizadas por Idealista, el precio ronda los 1.826 euros/m2 de media.

Por otro lado, la contratación de vivienda en España por parte de extranjeros también continúa progresando al alza, de acuerdo con el despacho de abogados Klev & Vera International Law Firm.

El despacho dice constatar que el mercado español sigue siendo atractivo para los inversores extranjeros.

Sin embargo, destaca los costes ocultos impuestos a los hipotecados extranjeros, como “gastos de notaría, los gastos de registro, los honorarios de los notarios, el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD), los gastos de tasación y gestoría”, que pueden reclamarse pero requieren procedimientos judiciales y extrajudiciales.

“De media estos gastos rondan los 2.000 euros. Afortunadamente, en los últimos años, los consumidores han tenido la oportunidad de recuperar algunos de estos gastos gracias a una decisión del Tribunal Supremo”, comentan Helen Pino-Vera y Anna Klevtsova, socias fundadoras de Klev & Vera Helen Pino-Vera y Anna Klevtsova, socias fundadoras de Klev & Vera International Law Firm.