This content is not available in your region

Lufthansa reduce sus pérdidas trimestrales y vuelve a tener un flujo de caja positivo

Germany may take part in Lufthansa capital increase
Germany may take part in Lufthansa capital increase   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

FRÁNCFORT, 5 ago – La alemana Lufthansa dijo el jueves que redujo aún más sus pérdidas en el segundo trimestre y registró su primer flujo de caja positivo desde el inicio de la crisis del coronavirus, gracias a unos recortes de costes más rápidos de lo previsto.

El grupo, que también es propietario de Eurowings, Swiss, Brussels y Austrian Airlines, dijo que su pérdida operativa en términos ajustados se redujo a 952 millones de euros (1.130 millones de dólares), un 43% menos que el año anterior y menos que los 971 millones de euros previstos de media en una encuesta proporcionada por la compañía.

Los ingresos fueron de 3.200 millones de euros, frente a los 3.300 millones previstos inicialmente.

Lufthansa, que en junio expuso sus planes para volver a ser rentable con menos aviones y personal que antes de que la pandemia de coronavirus asolara el sector de los viajes, dijo que aún prevé una alta demanda de destinos turísticos y la recuperación de los viajes de negocios en la segunda mitad del año.

El grupo registró una entrada de efectivo ajustada de 340 millones de euros en el segundo trimestre, tras una salida de 1.130 millones un año antes.

“Hemos podido detener la salida de fondos en la fase actual de reactivación de nuestro negocio y generar un flujo de caja positivo por primera vez desde el comienzo de la pandemia”, dijo el director ejecutivo Carsten Spohr en un comunicado.

El grupo dijo que sus aerolíneas transportaron 7 millones de pasajeros en el trimestre que finalizó el 30 de junio, un 18% de los niveles anteriores a la crisis en 2019, pero tal como preveía la capacidad ofrecida mejoró gradualmente durante el trimestre hasta alcanzar el 40% a finales de junio.

Lufthansa también confirmó su objetivo de alcanzar el nivel de capacidad del 40% para todo el año 2021, con la pérdida operativa significativamente por debajo de los casi 5.500 millones de euros del año pasado.