This content is not available in your region

El Senado de EEUU se dispone a aprobar un proyecto de infraestructuras de un billón de dólares

El Senado de EEUU se dispone a aprobar un proyecto de infraestructuras de un billón de dólares
El Senado de EEUU se dispone a aprobar un proyecto de infraestructuras de un billón de dólares   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Richard Cowan y David Morgan

WASHINGTON, 10 ago – El Senado de EEUU está dispuesto a conceder al presidente Joe Biden una victoria de un billón de dólares cuando vote uno de los mayores proyectos de ley de inversión en infraestructuras de las últimas décadas y, a continuación, inicie el debate sobre un marco presupuestario destinado a sentar las bases para realizar inversiones adicionales por 3,5 billones de dólares.

En conjunto, las medidas, si finalmente se convierten en ley, pondrían en marcha proyectos de construcción de carreteras y puentes en todo Estados Unidos durante los próximos cinco años y nuevos programas sociales durante la próxima década.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, fijó a última hora del lunes la votación del proyecto de ley bipartidista de infraestructuras para las 11.00 horas (1500 GMT) del martes.

Si el Senado, como se espera, aprueba el proyecto de ley, muchas comunidades rurales podrían obtener el servicio de Internet de banda ancha, lo que podría impulsar sus economías.

Una vez aprobada, la legislación pasaría a la Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, para su consideración en algún momento del otoño.

A continuación, el Senado podría celebrar una sesión para debatir y aprobar el plan presupuestario más amplio, de 3,5 billones de dólares.

Para que el Senado, dividido a partes iguales, apruebe el programa sin el apoyo de los republicanos, los demócratas pretenden emplear un procedimiento de “reconciliación” que les permita avanzar en el plan presupuestario esta semana y en la legislación de aplicación más adelante este año con votos de mayoría simple.

El plan presupuestario proporcionaría a varios comités del Senado los niveles de gasto máximos para una amplia gama de iniciativas federales, entre las que se incluyen ayudar a los ancianos a recibir asistencia sanitaria a domicilio y contribuir a que más familias puedan pagar la educación infantil.

También proporcionaría matrículas gratuitas en los colegios comunitarios y fomentaría importantes inversiones en programas para reducir significativamente las emisiones de carbono, culpables del cambio climático.

Más adelante, los comités del Senado tendrán que completar los detalles de decenas de programas federales.

El proyecto de presupuestos se presentó formalmente el lunes, el mismo día en que un panel climático de la ONU advirtió que el calentamiento global estaba alcanzando niveles de emergencia, o lo que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, describió como una “alerta roja para la humanidad”.

Refiriéndose a la iniciativa presupuestaria, el senador demócrata Gary Peters, que representa al estado de Michigan, productor de automóviles, dijo durante el debate del lunes: “Esto no sólo nos pondrá en el camino hacia un futuro más sostenible, sino que ayuda a hacer crecer el sector manufacturero nacional de Estados Unidos”.

Los republicanos, sin embargo, han tachado el plan presupuestario de los demócratas de despilfarro “socialista”. Prometen oponerse a él.

La aprobación por parte del Senado del proyecto de ley de infraestructuras y del plan presupuestario despejaría el camino para iniciar un receso de verano de un mes de duración.

Cuando el Congreso regrese en septiembre, no sólo debatirá estas grandes inversiones, sino que tendrá que financiar las actividades del Gobierno para el año fiscal que comienza el 1 de octubre, aumentar la capacidad de endeudamiento de Washington y posiblemente intentar aprobar un proyecto de ley de reforma del voto.