This content is not available in your region

El plan de gasto de 3,5 billones de dólares del Senado de EEUU divide a los demócratas

El plan de gasto de 3,5 billones de dólares del Senado de EEUU divide a los demócratas
El plan de gasto de 3,5 billones de dólares del Senado de EEUU divide a los demócratas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Makini Brice y Susan Cornwell

WASHINGTON, 11 ago – Horas después de que el Senado de Estados Unidos aprobara un proyecto presupuestario de 3,5 billones de dólares repleto de inversiones en nuevos programas nacionales, surgieron fisuras entre las ramas moderada y progresista del Partido Demócrata sobre el tamaño y el alcance del gasto.

El senador Joe Manchin, un demócrata moderado que representa al estado de Virginia Occidental, de tendencia conservadora, lanzó una advertencia poco después de que el Senado aprobara a primera hora del miércoles el acuerdo presupuestario que llevará a cabo las principales prioridades del presidente Joe Biden.

Manchin, que suele actuar como puente entre su partido y los republicanos, expresó su preocupación por las posibles “graves consecuencias” para la deuda del país, así como por la capacidad de Washington para responder a otras posibles crisis.

Su intervención se dio tras la advertencia de la senadora demócrata Kyrsten Sinema de que no apoya el tamaño de 3,5 billones de dólares, pero que trabajaría “de buena fe” para desarrollar una alternativa que se incluya en la legislación de aplicación.

El plan aborda las principales prioridades demócratas, como el cambio climático y la reforma migratoria, y crearía programas sociales como la educación preescolar universal y la asistencia sanitaria a domicilio subvencionada para los ancianos. Miembros progresistas de la Cámara de Representantes han advertido que no respaldarán el proyecto de ley a menos que cuente con fondos suficientes para esos objetivos.

Los demócratas tienen márgenes muy estrechos en ambas cámaras del Congreso, y un solo voto negativo demócrata en el Senado o un puñado de ellos en la Cámara de Representantes bastan para condenar los proyectos de ley.

El Senado aprobó el plan presupuestario de 3,5 billones de dólares en una votación por 50 a 49 según las líneas de los partidos, unas 14 horas y media después de aprobar un proyecto de ley de infraestructuras de 1 billón de dólares en una votación bipartidista de 69 a 30, que propone realizar la mayor inversión del país en décadas en carreteras, puentes, aeropuertos y vías navegables.

Los demócratas planean aprobar el paquete más amplio en los próximos meses, utilizando el “proceso de reconciliación presupuestaria”, que les permite aprobar la legislación con una mayoría simple de votos.

El líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer, dijo que creía que su partido se mantendría unido respecto al paquete.

“Miren, hay algunos en mi grupo que podrían creer que es demasiado; hay algunos de mi grupo que creen que es demasiado poco”, dijo Schumer cuando se le preguntó sobre las preocupaciones de Manchin y Sinema sobre el precio de 3,5 billones de dólares.

“Y puedo decirles esto: en la reconciliación, en primer lugar, vamos a unirnos todos para conseguir algo. Y dos, tendrá cada parte del plan Biden de una manera grande, audaz y robusta”, dijo Schumer.

El líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, el demócrata Steny Hoyer, dijo que la Cámara suspendería sus vacaciones de verano el 23 de agosto para considerar la resolución presupuestaria.

Manchin y Sinema votaron a favor de ambas medidas.

Pero este otoño, cuando las negociaciones entren de lleno en la legislación de aplicación, los dos parlamentarios probablemente causarán revuelo si ellos y los demócratas centristas de la Cámara tratan de reducir el gasto.