This content is not available in your region

La economía de China pierde impulso y se ralentiza su crecimiento de producción y ventas minoristas

La economía de China pierde impulso y se ralentiza su crecimiento de producción y ventas minoristas
La economía de China pierde impulso y se ralentiza su crecimiento de producción y ventas minoristas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Kevin Yao y Gabriel Crossley

PEKÍN, 16 ago – La producción de las fábricas y el crecimiento de las ventas al por menor de China se desaceleraron bruscamente y no cumplieron las expectativas en julio, ya que los nuevos brotes de COVID-19 y las inundaciones interrumpieron la actividad empresarial, lo que se suma a los indicios de que la recuperación económica está perdiendo impulso.

La producción industrial de la segunda economía mundial aumentó un 6,4% interanual en julio, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS, por sus siglas en inglés) publicados el lunes. Los analistas esperaban que la producción aumentara un 7,8%, tras crecer un 8,3% en junio.

Las ventas al por menor aumentaron un 8,5% en julio con respecto a hace un año, muy por debajo del 11,5% previsto y del 12,1% de junio.

La economía china ha recuperado los niveles de crecimiento anteriores a la pandemia, pero la expansión está perdiendo fuerza a medida que las empresas se enfrentan a costes más elevados y a cuellos de botella en el suministro. Los nuevos contagios de COVID-19 en julio también provocaron nuevas restricciones, lo que perturbó la producción de las fábricas del país, ya afectadas por el mal tiempo de este verano.

Los datos de principios de mes también mostraron que el crecimiento de las exportaciones, que ha sido uno de los principales motores del impresionante repunte de China tras la caída de COVID-19 a principios de 2020, se ralentizó inesperadamente en julio.

China ha endurecido las restricciones sociales para luchar contra el último brote de COVID-19 en varias ciudades, lo que ha afectado al sector de los servicios, especialmente a los viajes y la hostelería del país.

El aumento de los precios de los productos básicos también está presionando a las pequeñas y medianas empresas en particular. Las empresas más pequeñas no pueden trasladar a los compradores las recientes subidas de los costes de las materias primas, dijo un director de ventas de una fábrica de equipos médicos en la provincia oriental de Jiangsu.

La inflación de los precios de producción en China, que en julio creció un 9,0% con respecto al año anterior, se mantendrá probablemente alta durante algún tiempo, según dijo el lunes la NBS.