This content is not available in your region

China se saltará ventas de reservas de metales en agosto: consultoras

China se saltará ventas de reservas de metales en agosto: consultoras
China se saltará ventas de reservas de metales en agosto: consultoras   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

19 ago – La administración de reservas estatales de China no subastará ningún lote de sus metales este mes debido a un reciente aumento de casos de coronavirus en el país, dijeron el jueves dos consultoras de la industria.

La Administración Nacional de Reservas Estratégicas y Alimentos vendió el mes pasado un total de 270.000 toneladas de cobre, zinc y aluminio en dos rondas de subastas.

La inusual liberación de los inventarios estatales se realizó para enfriar los elevados precios de las materias primas, que han aumentado los costos para los manufactureros en China.

Se anticipaba otra ronda de ventas para fines de este mes, pero la liberación prevista fue suspendida debido a la pandemia, dijeron la consultora de aluminio Aladdiny y el Mercado de Valores de Metales de Shanghái (SHMET), sin identificar a sus fuentes.

La administración nacional de reservas no respondió de inmediato al pedido de comentarios.

China, el mayor consumidor de metales del mundo, ha reportado 1.248 casos locales de COVID-19 desde el comienzo del actual brote en Nanjing el 20 de julio, la mayoría de los cuales correspondían a la variante Delta, altamente infecciosa.

Solo cinco nuevos casos se registraron el 18 de agosto.

No estaba claro de inmediato exactamente por qué la pandemia obligaría a cancelar las subastas. La licitación se realiza en línea, aunque los participantes tienen la oportunidad de inspeccionar el metal en los almacenes de antemano.

Aladdiny dijo que consideraba que la pandemia podría ser solo una de las razones detrás de la suspensión, aunque no ofreció más detalles.

Los esfuerzos recientes para controlar la propagación del virus en China han provocado interrupciones en los principales puertos, paros en algunas fábricas y negocios e incluso rebajas de las estimaciones del crecimiento del Producto Interno Bruto del país del tercer trimestre por parte de economistas del sector privado.