This content is not available in your region

El "Día de la Autonomía" de Musk afronta duras cuestiones sobre la tecnología de Tesla

El "Día de la Autonomía" de Musk afronta duras cuestiones sobre la tecnología de Tesla
El "Día de la Autonomía" de Musk afronta duras cuestiones sobre la tecnología de Tesla   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Hyunjoo Jin

SANFRANCISCO, 18 ago – En el evento del “Día de la Autonomía” de Tesla, celebrado en abril de 2019, su director ejecutivo Elon Musk dijo que a mediados de 2020 Tesla tendría más de un millón de vehículos de conducción autónoma en los que los conductores “podrían dormirse” durante un viaje.

Tesla no ha logrado ese objetivo y el jueves Musk organiza otro evento, llamado “Día de la IA”, con el fin de promocionar su empresa de coches eléctricos como lugar de trabajo para los ingenieros que necesita para hacer realidad sus promesas de vehículos autónomos.

En los últimos meses, Musk se ha retractado de algunas de sus afirmaciones sobre el sistema de “conducción autónoma total” (FSD, por sus siglas en inglés) de Tesla, afirmando que los coches de la compañía “aún no son totalmente autónomos”.

Los reguladores de seguridad de Estados Unidos abrieron a principios de esta semana una investigación sobre el sistema de asistencia al conductor que utiliza Tesla debido a los accidentes en los que los coches de la marca chocaron contra coches de policía y camiones de bomberos que estaban parados. Dos senadores estadounidenses también pidieron a la Comisión de Comercio Justo que investigara las afirmaciones de Tesla sobre la “conducción autónoma total” y el “piloto automático”. 

“Las expectativas se han reducido significativamente por parte de los inversores (…) Tesla tiene algunas preguntas más difíciles de responder, ¿qué está pasando con la investigación de seguridad? ¿Y cómo comercializan el FSD?”, preguntó Gene Munster, socio gerente de la firma de capital riesgo Loup Ventures.

“Creo que la sustancia del evento se va a perder de cara a los inversores porque es sólo una fiesta de frikis”.

VISIONESCONTRADICTORIAS DE LA IA

En su invitación, Tesla dijo que los participantes en el evento a las 5 p.m. hora de Palo Alto, California, “obtendrán una visión desde dentro de lo que está por venir para la IA en Tesla más allá de nuestra flota de vehículos.” Musk dijo que el evento será transmitido en vivo.

Goldman Sachs dijo que esperaba que Tesla discuta las aplicaciones de inteligencia artificial para el software de energía solar y almacenamiento, así como la fabricación avanzada en sus fábricas.

Musk ha expresado opiniones intrincadas y contradictorias sobre la inteligencia artificial. Ha promocionado la IA de Tesla como líder en la industria, pero también ha dicho que la inteligencia artificial podría destruir a la humanidad y plantear mayores riesgos que Corea del Norte con armas nucleares.

Durante 2017 y 2018, Tesla tuvo problemas para aumentar la producción del sedán Modelo 3, en parte porque un ambicioso proyecto de automatización de la fábrica se vio entorpecido por diferentes obstáculos.

“Sí, la automatización excesiva en Tesla fue un error”, tuiteó Musk en 2018. “Para ser precisos, mi error. Los humanos están infravalorados”.

DOJO

Se espera que Musk revele más sobre el sistema de computación “Dojo” de Tesla el jueves, que ha dicho que procesaría grandes cantidades de datos de video que obtiene de los vehículos Tesla que ya circulan.

Musk dijo que Dojo tendrá semiconductores y arquitectura propios de Tesla.

“El Día de la IA es realmente un día de reclutamiento para Tesla. No es un evento de márketing para un vehículo”, dijo Ross Gerber, director ejecutivo del fondo de inversión Gerber Kawasaki, que posee acciones de Tesla.

Tesla está compitiendo con otras empresas tecnológicas, especialmente con Google, para captar ingenieros expertos en sistemas de inteligencia artificial, dijo Gerber.

Musk acostumbra a promocionar la tecnología en eventos llamativos, y luego retrasa las fechas de lanzamiento.

El pasado mes de septiembre, Musk anunció un ambicioso plan para producir sus propias celdas de batería que permitiría a Tesla ofrecer un coche de 25.000 dólares en tres años. Pero Musk canceló posteriormente el Modelo S Plaid+, de mayor autonomía, que había dicho que utilizaría esas celdas.