This content is not available in your region

La actividad de las fábricas españolas se acelera en agosto pero la confianza cae -PMI

La actividad de las fábricas españolas se acelera en agosto pero la confianza cae -PMI
La actividad de las fábricas españolas se acelera en agosto pero la confianza cae -PMI   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

MADRID, 1 sep – La actividad de las fábricas españolas volvió a crecer con rapidez en agosto, pero las interrupciones en la cadena de suministro y la escasez de materias primas llevaron la confianza empresarial a su nivel más bajo en nueve meses, según mostró una encuesta el miércoles.

El Índice de Gerentes de Compras (PMI) de IHS Markit para el sector manufacturero subió a 59,5 el mes pasado desde 59,0 en julio, muy por encima de la marca de 50,0 que indica una expansión de la actividad y no muy lejos de la lectura de junio de 60,4, que fue la más alta desde abril de 1998.

“El sector manufacturero español se mantuvo en una fase de fuerte crecimiento en agosto, según los últimos datos del PMI, con un crecimiento más rápido de las compras y el empleo que ayudó a las empresas a aumentar la producción a pesar de la importante interrupción de las cadenas de suministro”, dijo el compilador de la encuesta IHS Markit.

Las interrupciones en la cadena de suministro y los desajustes entre la oferta y la demanda de materias primas contribuyeron a aumentar los precios de los insumos, lo que a su vez animó a los fabricantes a acumular inventarios y, por tanto, a producir aún más.

Sin embargo, la preocupación por la seguridad de los materiales provocó una caída de la confianza hasta el 63,1, su nivel más bajo desde noviembre de 2020.

La economía española se expandió a un ritmo sólido del 2,8% en el segundo trimestre de este año con respecto a los tres meses anteriores, ayudada por la relajación de las restricciones de COVID-19. 

La economía se había contraído un 0,4% en el primer trimestre, después de que el aumento de las infecciones obligara a redoblar los frenos a la actividad.

El Gobierno espera que la economía crezca un 6,5% este año, tras la contracción récord del 10,8% de 2020.