This content is not available in your region

Los reguladores deben volver a examinar las ayudas estatales de Nürburgring -TJUE

Los reguladores deben volver a examinar las ayudas estatales de Nürburgring -TJUE
Los reguladores deben volver a examinar las ayudas estatales de Nürburgring -TJUE   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Foo Foo

BRUSELAS, 2 sep – Una asociación alemana de automovilistas y el licitador perdedor del legendario circuito alemán de Nuerburgring obtuvieron el jueves el respaldo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) en su lucha por conseguir que los reguladores antimonopolio de la UE vuelvan a examinar si la venta del circuito constituía una ayuda estatal.

Terminado en 1927, el circuito se construyó para exhibir la ingeniería automovilística alemana y su capacidad para las carreras. Después de que el Ferrari de Niki Lauda explotara en una bola de fuego en Nuerburgring en 1976, el circuito se considera demasiado peligroso para la Fórmula 1.

La Comisión Europea, que actúa como vigilante de la competencia para los 27 países de la UE, dijo en su decisión de 2014 que el proveedor de la industria del automovilismo y nuevo propietario del circuito, Capricorn Group, no recibió ayuda estatal, dado que la venta fue transparente.

La asociación Ja zum Nuerburgring eV (Sí al Nuerburgring, en alemán) y la empresa estadounidense NeXovation, que resultó perdedora en el proceso de licitación, recurrieron entonces la sentencia de la UE ante el Tribunal General, la segunda instancia europea, pero perdieron. Posteriormente recurrieron al TJUE.

Este último respaldó a las dos partes.

“La Comisión debe volver a examinar si la venta del Nürburgring en 2014 supuso una concesión de ayuda estatal”, dijeron los jueces.

“En ese mismo año, descartó erróneamente la presencia de dudas sobre la posible existencia de una ventaja conferida al comprador y decidió no abrir un procedimiento de investigación formal”.

Los casos son C-647/19 P y 665/19 P Ja zum Nürburgring y NeXovation contra la Comisión.