This content is not available in your region

Supervisores de la UE instan implementación de normas bancarias globales

EU to start talks on security, migration amid Afghanistan turmoil
EU to start talks on security, migration amid Afghanistan turmoil   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Francesco Canepa

FRÁNCFORT, 7 sep – Un grupo de supervisores bancarios de la Unión Europea pidió el martes que el bloque implemente normas globales acordadas para el sector que impidan que se repita una crisis financiera global.

El tramo final de las normas Basilea III debe ser implementado por Bruselas después de un retraso debido a que la pandemia del coronavirus golpeó a la economía de Europa.

En una carta abierta, casi dos decenas de autoridades de bancos centrales y reguladores instaron a la Comisión a que se apegue a “la letra y el espíritu” de las normas, que han sido objeto de intensa presión de una industria bancaria que busca reducir su carga de capital.

“Nosotros, como supervisores y bancos centrales de la UE, apoyamos mucho una implementación completa, oportuna y consistente de todos los aspectos de este marco”, dijeron los signatarios.

“La pandemia muestra que los bancos más resilientes están en mejores condiciones de respaldar la economía real, incluso en tiempos de crisis”.

La carta, dirigida a los Comisarios irlandeses Mairead McGuinness y John Berrigan, fue firmada por los jefes de instituciones de todos los grandes países de la UE con la excepción de Francia.

Los firmantes defendieron el límite mínimo sobre resultados agregados, o “output floor”, que restringe la discreción de los grandes bancos para establecer sus propios requisitos de capital, mientras criticaron un enfoque de “parallel stack” más flexible defendido por la Federación Bancaria Europea, un organismo comercial.

Una implementación completa del límite mínimo sobre resultados agregados aumentaría los requisitos de capital en un 18,5% para los bancos de la UE, dejándolos con un déficit de capital de 52.200 millones de euros (61.920 millones de dólares), según cálculos de los reguladores de la Autoridad Bancaria Europea a diciembre.

Los signatarios también mantuvieron un enfoque estandarizado del riesgo crediticio y dijeron que las desviaciones específicas de la UE deberían minimizarse.

La comisionada McGuinness dijo la semana pasada que tales reglas eran el tema sobre el que “había recibido más presión” y que la Comisión “implementaría fielmente Basilea, teniendo en cuenta las flexibilidades que se permiten”.

(1 dólar = 0,8430 euros)