This content is not available in your region

Japón mejora el PIB del segundo trimestre gracias al mayor gasto de las empresas

Japan upgrades Q2 GDP on stronger business spending
Japan upgrades Q2 GDP on stronger business spending   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Tetsushi Kajimoto y Kantaro Komiya

TOKIO, 8 sep – La economía japonesa creció más rápido de lo estimado inicialmente en el trimestre abril-junio, impulsada por la solidez del gasto de capital, aunque el resurgimiento del COVID-19 está socavando el consumo del sector de los servicios y ensombreciendo las perspectivas.

Los datos revisados del producto interior bruto (PIB) publicados el miércoles mostraron que la economía creció un 1,9% anualizado en abril-junio, superando la previsión media de los economistas de un aumento del 1,6% y la estimación inicial de una expansión del 1,3%.

El anuncio de que el primer ministro, Yoshihide Suga, iba a renunciar a su cargo, allanó el camino para la carrera por el liderazgo del partido gobernante el 29 de septiembre, en la que los contendientes expondrán sus planes para reactivar la tercera economía del mundo.

La revisión al alza se debió a un gasto empresarial superior al estimado inicialmente, ya que la vigorosa recuperación económica mundial impulsó el gasto de capital y la producción de las fábricas, lo que compensó con creces la débil actividad del sector de los servicios.

Con todo, la recuperación económica de Japón sigue siendo frágil debido a la lentitud de la vacunación de COVID-19 y a que las restricciones de la pandemia obstaculizan la actividad del sector privado, según algunos analistas.

“La recuperación de Japón va a la zaga de otras economías avanzadas. Por ello, la recuperación total de la economía deberá esperar al menos hasta principios del año que viene”, afirmó Takeshi Minami, economista jefe del Instituto de Investigación Norinchukin.

Ahora bien, la escasez mundial de semiconductores puede suponer un lastre para la producción y los envíos de automóviles japoneses, mientras que los signos de desaceleración económica de China se perfilan como fuentes de preocupación.

“El crecimiento del 1,9% de abril-junio no fue suficiente para hacer retroceder la caída de casi el 4% de enero-marzo, menos de la mitad”, dijo Yoshiki Shinke, economista jefe del Instituto de Investigación Dai-ichi Life. “En promedio, el ‘estancamiento’ podría ser la principal característica de la economía japonesa durante la primera mitad de 2021″.