This content is not available in your region

Alemania tiene cuatro meses para certificar el gasoducto Nord Stream 2

Alemania tiene cuatro meses para certificar el gasoducto Nord Stream 2
Alemania tiene cuatro meses para certificar el gasoducto Nord Stream 2   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

FRÁNCFORT, 13 sep – El regulador alemán de la energía dijo el lunes que Alemania tenía cuatro meses para completar la certificación del gasoducto Nord Stream 2 tras recibir todos los documentos necesarios para una solicitud de licencia de explotación por parte de la empresa encargada del proyecto.

El gigante energético ruso Gazprom dijo la semana pasada que había finalizado la construcción del gasoducto hasta Alemania, lo que podría permitir a Rusia duplicar las exportaciones de gas a Europa a través del Mar Báltico evitando pasar por Ucrania.

El proyecto ha suscitado las críticas de Estados Unidos y Ucrania, entre otros. Washington afirma que este plan aumentará la dependencia que Europa tiene de los suministros energéticos rusos. 

El regulador alemán, la Bundesnetzagentur, dijo en su página web, actualizada el 13 de septiembre, que el período de cuatro meses para certificar el grupo Nord Stream 2 AG comenzó el 8 de septiembre.

Una vez que el regulador complete su inspección, la autoridad enviará un proyecto de decisión a la Comisión Europea, dijo.

La Bundesnetzagentur debe asegurarse de que Nord Stream cumple las normas de la Unión Europea que exigen que los propietarios de los gasoductos sean independientes de los proveedores de gas cuando éste llega y atraviesa las aguas y el territorio alemanes.

La canciller alemana, Angela Merkel, trató de restar importancia a los temores sobre el gasoducto en una visita de despedida a Polonia el fin de semana, afirmando que había dejado claro a Moscú que Ucrania tiene que seguir siendo un país de tránsito para el gas ruso más allá de 2024, cuando vence un acuerdo de cinco años.

El primer ministro polaco dijo durante la visita que la continuidad del tránsito de gas a través de Ucrania reducía la posibilidad de que Rusia utilizara el suministro de gas como arma política.