This content is not available in your region

Petroleras de costa estadounidense del Golfo de México siguen recuperación tras paso de Nicholas

Petroleras de costa estadounidense del Golfo de México siguen recuperación tras paso de Nicholas
Petroleras de costa estadounidense del Golfo de México siguen recuperación tras paso de Nicholas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Liz Hampton y Jessica Resnick-Ault

15 sep – Las compañías energéticas estadounidenses del Golfo de México pudieron restablecer con rapidez el servicio de oleoductos y de electricidad tras el paso del huracán Nicholas por Texas, lo que les permite reanudar los esfuerzos para reparar el significativo daño dejado hace dos semanas por la tormenta anterior, Ida.

Nicholas, degradado a depresión tropical el martes por la noche, provocó lluvias, inundaciones menores y cortes de energía en Texas y Luisiana, donde algunas refinerías seguían fuera de servicio tras el paso de Ida, un huracán de categoría 4 que ha mantenido suspendida una gran parte de la producción de crudo y gas en alta mar en la zona estadounidense del Golfo de México.

Colonial Pipeline, la línea de transporte de combustible más grande de Estados Unidos, reanudó los envíos de gasolina y diésel el miércoles, mientras que se espera que el sistema de ductos HOOPS operado por Exxon Mobil, que envía crudo desde grandes instalaciones de producción en alta mar hasta Texas, se reinicie más tarde el miércoles, dijo la compañía.

Royal Dutch Shell planea reanudar la producción en su plataforma petrolera en alta mar Lost, cerrada ante la llegada de Nicholas, una vez que la energía se restablezca por completo en HOOPS.

Se esperaba que la planta de exportación en Texas del productor estadounidense de gas natural licuado Freeport LNG aceptara más gas natural el miércoles, según datos de Refinitiv, lo que indica que la instalación está en proceso de volver al servicio tras un corte de energía por Nicholas.

Los puertos de Texas que se habían cerrado al tráfico de embarcaciones antes de la tormenta también reabrieron el miércoles, dijo la Guardia Costera de Estados Unidos.

Aunque las reanudaciones operativas tras la tormenta han sido más rápidas esta vez, los mercados están muy ajustados, dijo Andrew Meleney, analista de Infrastructure Capital Advisors, ya que las existencias de gasolina y otros productos refinados están cerca de mínimos de cinco años. Los precios del crudo ganaban cerca de un 2% el miércoles, tras una caída mayor de lo esperado en los inventarios petroleros estadounidenses.

Más del 39% de la producción estadounidense de crudo y gas natural en el Golfo de México permaneció cerrada el martes, dijo el regulador de perforaciones en alta mar.