This content is not available in your region

Los inversores de los casinos de Macao pierden miles de millones ante una inspección al sector

Los inversores de los casinos de Macao pierden miles de millones ante una inspección al sector
Los inversores de los casinos de Macao pierden miles de millones ante una inspección al sector   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Tamaño de texto Aa Aa

Por Farah Master y Donny Kwok

HONGKONG, 15 sep – Las acciones de los operadores de casinos de Macao se desplomaban hasta un 33% el miércoles, perdiendo alrededor de 14.000 millones de dólares en valor, después de que el Gobierno pusiera en marcha una revisión regulatoria que podría hacer que las autoridades supervisen a las empresas del mayor centro de juego del mundo.

Con las lucrativas licencias de casinos de Macao a punto de ser licitadas de nuevo el año que viene, la propuesta del Gobierno de revisar la ley del juego de la ciudad asustó a un mercado de Hong Kong que ya estaba en números rojos por la amplia campaña regulatoria de Pekín, en sectores que van desde la tecnología a la educación y la propiedad, borrando con ello miles de millones de dólares en capitalización bursátil.

Wynn Macau lideraba el desplome, cayendo hasta un 34% hasta un mínimo histórico, seguido por un desplome del 28% de Sands China. Sus competidoras MGM China, Galaxy Entertainment, SJM y Melco Entertainment caían también de manera notable, lo que suponía un descenso de 109.000 millones de dólares de Hong Kong (14.000 millones de dólares).

El desplome se produjo después de que Lei Wai Nong, secretario de economía y finanzas de Macao, anunciara a última hora del martes una consulta de 45 días sobre el sector del juego a partir del miércoles, diciendo que había todavía algunas deficiencias en la supervisión de la industria.

Pekín, cada vez más receloso de la gran dependencia de Macao de los juegos de azar, no ha indicado aún cómo se juzgará el proceso de relicitación.

Algunos analistas bursátiles de Hong Kong no tardaron en rebajar su opinión sobre las perspectivas a corto plazo de los operadores de casinos en la región administrativa especial china. Todos tienen que volver a solicitar las licencias cuando los permisos actuales expiren en junio de 2022.

En J.P. Morgan, el analista D.S. Kim dijo que el banco ha rebajado todos los valores con presencia en el sector de juegos de Macao de “sobreponderar” a “neutral” o “infraponderar” debido al mayor escrutinio sobre la gestión del capital y las operaciones diarias antes de la renovación de las licencias.

“Admitimos que es sólo una señal ‘direccional’, mientras que el nivel de regulación/ejecución real sigue siendo un punto en duda”, dijo, añadiendo que el anuncio ya habría plantado una semilla de duda en la mente de los inversores.

UNAREGULACIÓNMÁSESTRICTA

En una rueda de prensa celebrada el martes, Lei detalló nueve áreas para la consulta, entre ellas el número de licencias que se concederán, el aumento de la regulación y la protección del bienestar de los empleados, así como la introducción de representantes del Estado para supervisar las operaciones diarias en los casinos.

El Gobierno también propone aumentar las acciones con derecho a voto de los residentes permanentes de Macao en los concesionarios de juego, así como normas adicionales sobre la transferencia y distribución de beneficios a los accionistas.

Las discusiones sobre el futuro de las licencias de casinos de Macao se producen en un escenario tenso en las relaciones entre Estados Unidos y China, lo que hace temer a algunos inversores que los operadores de casinos con sede en Estados Unidos no salgan tan bien parados como los nacionales.

El Gobierno no ha señalado a ningún operador estadounidense, pero ha habido una presión dentro de las empresas para reforzar la presencia de ejecutivos chinos o locales para posicionarse más como operador de Macao que como extranjero.

Antes de la expiración de las licencias, los operadores han intentado reforzar su gobierno corporativo y diversificarse en negocios no relacionados con el juego para aplacar los temores de Pekín sobre la excesiva dependencia del juego.

En los últimos años, Macao ha reforzado el control de los casinos, y las autoridades han tomado medidas contra los flujos de capital ilícitos procedentes de China continental y han perseguido los préstamos clandestinos y las transferencias ilegales de efectivo.