This content is not available in your region

Las cadenas británicas John Lewis y Co-op lamentan los problemas de suministros

Britain's John Lewis returns to first half profit
Britain's John Lewis returns to first half profit   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por James Davey

LONDRES, 16 sep – El grupo de grandes almacenes John Lewis Partnership y la empresa de supermercados Co-operative Group advirtieron el jueves de que la actual precariedad de las cadenas de suministro provocará un aumento de los precios, ya que la escasez de conductores de camiones agrava la interrupción del comercio mundial de mercancías.

La combinación del impacto de la salida de Reino Unido de la Unión Europea en el comercio transfronterizo y los efectos de la pandemia del COVID-19 en el transporte mundial han llevado a muchos grupos de comercio minorista a manifestar los retos a los que se enfrentan sus negocios.

Aunque la empresa John Lewis Partnership, propiedad de sus empleados y que gestiona los grandes almacenes John Lewis y la cadena de supermercados Waitrose, volvió a obtener beneficios en el primer semestre tras las pérdidas ocasionadas por la pandemia el año pasado, advirtió de la “importante incertidumbre” que se avecina.

“Al igual que el conjunto del sector de distribución, estamos gestionando los retos de la cadena de suministro global y la escasez de mano de obra. Estamos viendo presiones inflacionistas, que prevemos que persistan”, dijo la presidenta de John Lewis, Sharon White.

Esta ejecutiva dijo que el grupo estaba tomando una serie de medidas para mitigar dichos riesgos y ofrecer una Navidad normal a los clientes, incluyendo una campaña para lograr más conductores, la contratación de 7.000 trabajadores temporales de temporada y la reserva de servicios adicionales de transporte de mercancías.

The Co-op, que gestiona el sexto grupo de supermercados de Reino Unido y también ofrece servicios funerarios y en otras áreas, registró pérdidas en el primer semestre y advirtió de que la interrupción de la cadena de suministro lastraría el beneficio anual.

Su director general, Steve Murrells, se sumó a las peticiones del sector para que los conductores de vehículos pesados de transporte de mercancías (HGV) se añadan a una lista de ocupaciones que sufren escasez para que los trabajadores extranjeros puedan ayudar a cubrir la carencia de 90.000 puestos.

“Esto no se resolverá de forma aislada, es un problema global en el que la cadena de suministro se ha roto por completo”, dijo a Reuters.

Murrells celebró el anuncio del miércoles de que el ministro Michael Gove dirigirá la respuesta del Gobierno británico a la crisis