ACS y Acciona se adjudican una nueva obra en Australia

ACS y Acciona se adjudican una nueva obra en Australia
ACS y Acciona se adjudican una nueva obra en Australia Derechos de autor Thomson Reuters 2021
Derechos de autor Thomson Reuters 2021
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

22 sep - El consorcio formado por CPB contractors, propiedad de ACS a través del grupo CIMIC, junto con Acciona, ha obtenido un contrato de obra para construir un tramo de línea ferroviaria en Australia.

La empresa conjunta ACACPB, formada al 50% por CPB Contractors y ACCIONA Construction Australia, desarrollará un tramo de 306 km entre Narrabiri y Narromine, el único segmento de nueva construcción de los 1.700 km de la Inland Rail que une Melbourne a Brisbane.

En cuanto al importe del proyecto, la nota de prensa publicada por CIMIC señala únicamente que los ingresos de CPB Contractors se confirmarán cuando se ejecuten los contratos de diseño y construcción de las obras tras la fase de diseño.

Según la publicación Cinco Días, el contrato ascendería a unos 750 millones de euros, basándose en las informaciones de la Australian Rail Track Corporation.

El presidente ejecutivo y consejero delegado del Grupo CIMIC, Juan Santamaría, ha declarado: "La Inland Rail es crucial para la población en expansión de Australia, ya que proporciona un enlace rápido de mercancías entre las empresas y los mercados regionales".

Cinco Días añade que las operaciones de ACS y Acciona sobre la línea contarán con 2.000 trabajadores en el punto de máxima actividad, entre 2023 y 2024.

Previamente, el consorcio se adjudicó otro contrato en Australia, destinado a la construcción de la pista de aterrizaje del aeropuerto internacional Western Sydney (Nancy Bird Walton), en Australia, por 328 millones de euros.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

¿Qué va a cambiar esta vez con el 'halving' de Bitcoin?

El nuevo pacto migratorio de la UE abre una "nueva era mortal de vigilancia digital"

The Cube: ¿El monedero digital de la UE va a acabar con nuestra intimidad?