This content is not available in your region

Economía china necesita apoyo; restricciones inmobiliarias y tecnológicas pasan factura: analistas

Economía china necesita apoyo; restricciones inmobiliarias y tecnológicas pasan factura: analistas
Economía china necesita apoyo; restricciones inmobiliarias y tecnológicas pasan factura: analistas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Gabriel Crossley

PEKÍN, 22 sep – Algunos analistas afirman que es probable que en los próximos meses se preste más apoyo a la economía china, incluido el aumento de la capacidad de préstamo de los bancos, para disipar el pesimismo provocado por las medidas de enfriamiento del sector inmobiliario, un endurecimiento de las regulaciones y los problemas de Evergrande.

“El sector inmobiliario y la economía en general de China se ralentizarán notablemente, los riesgos crediticios seguirán aumentando y es cada vez más necesario que Pekín intensifique su apoyo político”, escribieron esta semana los analistas de Nomura, mientras los temores de un impago por parte del segundo promotor inmobiliario de China sacudían los mercados mundiales.

Los economistas restan importancia a la idea de que la escala de los problemas de Evergrande represente un “momento Lehman” en términos de riesgos de contagio global, pero ciertamente ha complicado las cosas para los responsables de políticas de Pekín. (https://reut.rs/3kuWluA)

Éstos han tratado de frenar el endeudamiento desenfrenado y evitar una burbuja del sector inmobiliario, que representa aproximadamente una cuarta parte de la economía china y es un motor clave de la demanda de materiales como el hormigón y el acero.

Repitiendo que “la vivienda es para vivir en ella, no para especular”, las autoridades han limitado los ratios de endeudamiento de los promotores y el acceso a los préstamos y han restringido la compra de viviendas.

Al mismo tiempo, el endurecimiento de la normativa en varios sectores en nombre de la campaña de la “prosperidad común” del Presidente Xi Jinping, que incluye la prohibición de gran parte de las clases particulares y la limitación de los juegos en línea de los menores, ha aumentado la incertidumbre de las empresas y ha agitado los mercados de valores.

Muchos analistas esperan un nuevo recorte de la cantidad de efectivo que los bancos deben mantener en reserva a finales de este año, después de uno en julio, aunque los comentarios de los funcionarios a principios de este mes enfriaron las expectativas de una flexibilización inminente.

“Con la economía perdiendo fuelle y las preocupaciones en torno al sector inmobiliario creciendo, creemos que los recortes de las tasas de interés por parte del PBOC podrían llegar tan pronto como el próximo mes”, escribió Capital Economics el miércoles, refiriéndose al Banco Popular de China.

Otros analistas creen que es posible que se produzca un recorte, pero es poco probable que suceda antes de finales de año. China mantuvo estable su tasa de interés de referencia para los préstamos a empresas y hogares por decimoséptimo mes consecutivo en septiembre.

“El ciclo descendente del sector inmobiliario podría aumentar la presión sobre el crecimiento el año que viene, cuando el enfoque de la política podría pasar de la regulación a las políticas de apoyo para defender el crecimiento del 5%”, dijo Larry Hu de Macquarie, en una nota a inversores.