This content is not available in your region

Evans de la Fed ve cerca reducción compra bonos, espera alza tasa en 2023

Evans de la Fed ve cerca reducción compra bonos, espera alza tasa en 2023
Evans de la Fed ve cerca reducción compra bonos, espera alza tasa en 2023   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Lindsay Dunsmuir

27 sep – La economía estadounidense pronto cumplirá los requisitos fijados por la Reserva Federal para empezar a reducir su programa de compra de bonos, dijo el lunes el jefe de la Fed de Chicago, Charles Evans, pero será hasta bien entrado el 2023 cuando se justifique un alza de tasas de interés.

“Veo que la economía está cerca de cumplir con el estándar de ‘progreso sustancial adicional’ que establecimos en diciembre”, dijo Evans en la conferencia anual de la Asociación Nacional de Economía Empresarial en Virginia.

“Si el flujo de mejoras en el empleo continúa, parece probable que esas condiciones se cumplan pronto y pueda comenzar la reducción gradual”, agregó.

Esa opinión está en línea con la mayoría de las autoridades de la Fed y el presidente del organismo, Jerome Powell, quien la semana pasada dijo que la economía está a un informe de empleo mensual “decente” de cumplir ese umbral para iniciar el denominado “tapering” y probablemente comenzarlo a hacer en noviembre.

La presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, y su par de la Fed de Kansas City, Esther George, aseguraron la semana pasada que creen que la economía marcha la suficientemente bien como para que el banco central comience a retirar su apoyo extraordinario.

Para Evans, sin embargo, probablemente tomará dos años antes de que la inflación cumpla con el requisito como para ameritar un alza de tasas de interés.

“Presenté una proyección donde tenía… alza de tasas en 2023″, dijo Evans, en referencia a los pronósticos trimestrales que casa autoridad de la Fed consignó la semana pasada.

Evans había dicho con anterioridad que esperaba el primer incremento en el costo del crédito a inicios del 2024. La mitad de sus colegas esperan que se necesitará subir las tasas el próximo año.

“Me preocupa más que no generemos suficiente inflación en 2023 y 2024 que la posibilidad de que vivamos con demasiada”, dijo Evans.

Los problemas del lado de la oferta que han provocado un aumento en la inflación se disiparán durante el próximo año, e incluso la caída del desempleo al 3,5% probablemente no será suficiente como para mantener la inflación mucho más alta que el objetivo del 2% de la Fed. Evans instó a sus colegas a ser más agresivos con su objetivo de inflación.

“En mi opinión, para anclar las expectativas de inflación a largo plazo en un 2%, debemos estar dispuestos a aceptar una inflación razonablemente superior al 2% durante la fase expansiva de un ciclo para compensar la insuficiencia que ocurriría casi inevitablemente” cuando la economía se contraiga, dijo Evans.