This content is not available in your region

Ventas pendientes de casas EEUU suben a máximos de siete meses; pedidos créditos hipotecarios caen

Ventas pendientes de casas EEUU suben a máximos de siete meses; pedidos créditos hipotecarios caen
Ventas pendientes de casas EEUU suben a máximos de siete meses; pedidos créditos hipotecarios caen   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON, 29 sep – Los contratos para comprar casas usadas en Estados Unidos repuntaron a un máximo de siete meses en agosto, pero los mayores precios debido a que la oferta sigue siendo escasa están desacelerando el impulso del mercado de la vivienda.

Otros datos mostraron que los pedidos por préstamos para comprar una casa cayeron la semana pasada debido a que las tasas hipotecarias aumentaron después de que la Reserva Federal señaló que probablemente comenzaría a reducir sus compras mensuales de bonos en noviembre. Hay indicios de que la oferta podría mejorar en el otoño boreal.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR) dijo que su índice de ventas pendientes de casas, basado en los contratos firmados, subió un 8,1% el mes pasado a 119,5, la mayor lectura desde enero y tras dos bajas mensuales seguidas.

Economistas consultados por Reuters estimaban que los contratos, que se convierten en ventas después de uno o dos meses, aumentarán un 1,4%. En comparación con hace un año, las ventas de viviendas pendientes cayeron un 8,3% en agosto.

El mercado de la vivienda tuvo un auge a inicios de la pandemia de COVID-19 en medio de un éxodo de las ciudades, ya que la gente trabajaba desde casa y tomaba clases en línea. Pero el impulso se está desvaneciendo a medida que las vacunas permiten que los trabajadores regresen a las oficinas.

Las costosas casas también están dejando de lado a quienes compran por primera vez. La NAR informó la semana pasada que la proporción de dichos compradores fue la más pequeña en más de dos años y medio en agosto. Las ventas de viviendas usadas cayeron el mes pasado.

Pero es probable que los precios de las casas se mantengan elevados, lo que junto con el aumento de las tasas hipotecarias podría erosionar aún más la asequibilidad. En un informe separado el miércoles, la Asociación de Banqueros Hipotecarios dijo que las solicitudes de préstamos para comprar una vivienda cayeron un 1,2% la semana pasada con respecto a la anterior.