This content is not available in your region

Futuro primer ministro de Japón mantendrá apoyo fiscal y monetario, por ahora

Futuro primer ministro de Japón mantendrá apoyo fiscal y monetario, por ahora
Futuro primer ministro de Japón mantendrá apoyo fiscal y monetario, por ahora   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Leika Kihara

TOKIO, 29 sep – La lucha de Japón por salir del estancamiento provocado por la pandemia dejará al próximo primer ministro Fumio Kishida con pocas opciones más que mantener un apoyo fiscal y monetario extendido para una economía frágil.

Pero Kishida podría deshacerse gradualmente del legado de las políticas de estímulo “Abenomics” del ex primer ministro Shinzo Abe si fortalece su control sobre el poder al ganar las elecciones generales que se esperan para noviembre, dicen algunos analistas.

Tras imponerse el miércoles en la carrera por el liderazgo del gobernante Partido Liberal Democrático (PLD) con el respaldo de varias facciones, es poco probable que Kishida mueva el barco revisando las actuales políticas reflacionarias emprendidas por Abe y su sucesor Yoshihide Suga en el corto plazo.

“Debemos compilar para fin de año un paquete de estímulo de varias decenas de billones de yenes”, dijo Kishida en un discurso tras la votación del partido, indicando que Japón se quedará atrás respecto otras economías ricas en la reducción de las políticas desplegadas durante la crisis.

La victoria del miércoles asegura que Kishida será elegido como nuevo primer ministro en una sesión que se convocará para la próxima semana, dada la mayoría del partido en la Cámara Baja.

Los analistas también esperan pocos cambios en la política ultra expansiva del Banco de Japón, en vista de los recientes comentarios de Kishida que enfatizan en la necesidad de apuntalar el crecimiento con un enorme estímulo monetario.

Sin embargo, a largo plazo, Kishida podría generar cambios, particularmente si asegura un mandato fuerte al ganar una votación en la Cámara Baja este año y una elección en la Cámara Alta en el 2022.

Kishida ya se ha distanciado del “Abenomics” al pedir un mayor enfoque en la distribución de la riqueza a los hogares.

Bajo los términos del “Abenomics”, una estrategia implementada por Abe en 2013 que busca impulsar el crecimiento y la inflación con una combinación de políticas fiscales y monetarias expansivas, los precios de las acciones y las ganancias corporativas se dispararon.

Pero la riqueza de los hogares se redujo debido a que las empresas se han mostrado reacias a aumentar los salarios.

“No podemos lograr un crecimiento fuerte si la riqueza se concentra en manos de un pequeño grupo de personas”, dijo Kishida en una conferencia de prensa, enfatizando en la necesidad de crear un “círculo virtuoso” de crecimiento y distribución de capitales.

“Necesitamos reducir la brecha de ingresos entre las empresas grandes y pequeñas, los hogares de ingresos altos, medios y bajos, así como las grandes ciudades y las áreas regionales”, sostuvo.

Entre las formas de recortar la brecha de riqueza se considerarían reformas fiscales, así como ayudas para la vivienda y la educación para los hogares de ingresos medios, dijo Kishida.