This content is not available in your region

París acusa a Londres de tomar la pesca como "rehén" para obtener réditos políticos

Brexit: Francia dice que la decisión británica sobre los derechos de pesca es "inaceptable"
Brexit: Francia dice que la decisión británica sobre los derechos de pesca es "inaceptable"   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Paul Sandle y Michel Rose

LONDRES/PARÍS, 29 sep -Francia acusó el miércoles a Reino Unido de jugar a la política con los derechos de pesca tras el Brexit, después de que Londres y la isla de Jersey, en el Canal de la Mancha, denegaran a decenas de barcos pesqueros franceses las licencias para operar en sus aguas territoriales.

Reino Unido dijo que estaba abierto a nuevas discusiones con los barcos que había rechazado, añadiendo que no habían presentado pruebas de su historial de operaciones en las aguas, lo cual es necesario para seguir pescando en la zona de 6 a 12 millas náuticas.

La ministra marítima de Francia, Annick Girardin, dijo que Reino Unido no estaba cumpliendo con el acuerdo del Brexit.

“Es una nueva negativa de los británicos a aplicar las condiciones del acuerdo del Brexit a pesar de todo el trabajo que hemos hecho juntos”, dijo en un comunicado.

“La pesca francesa no debe ser tomada como rehén por los británicos con fines políticos”.

El Gobierno del presidente Emmanuel Macron amenazó con medidas de represalia.

Jean-Pierre Pont, un parlamentario del puerto de Boulogne, en el norte de Francia, dijo que los pescadores podrían bloquear la subida de los camiones a los trenes del túnel del Canal de la Mancha que se dirigen a Reino Unido.

“Nuestros pescadores quieren estar en el mar pescando bajo los términos acordados durante el Brexit”, dijo Pont.

La pesca y el control de las aguas británicas fue un tema candente durante el referéndum británico de 2016 para abandonar la UE. Sin embargo, los pescadores británicos han acusado desde entonces al Gobierno de traicionarlos al permitir que los barcos internacionales sigan pescando en ellas.

Reino Unido dijo que había concedido licencias a casi 1.700 embarcaciones para pescar en la zona de 12 a 200 millas náuticas, y se emitieron otras 105 licencias para embarcaciones para pescar en la zona de 6 a 12 millas náuticas donde las pruebas avalaban un historial.

A principios de este año, Reino Unido y Francia enviaron patrulleras marítimas a las aguas de Jersey después de que una flotilla de arrastreros franceses se dirigiera a la isla del Canal de la Mancha en señal de protesta por su injusta exclusión de los ricos caladeros.

Jersey declaró que iba a conceder 64 permisos completos y 31 temporales, además de los 47 buques que ya tenían licencia a principios de este año, pero que había rechazado las solicitudes de 75 barcos pesqueros.

Todos los barcos sin licencia tendrán que dejar de pescar en aguas de Jersey dentro de 30 días. La isla, dependiente de la Corona británica, está situada a 14 millas (23 kilómetros) de la costa norte francesa y a 85 millas (140 kilómetros) al sur de las costas británicas.

“Aquellos barcos que tengan una dependencia económica de las aguas de Jersey, que hayan pescado aquí con regularidad anteriormente y lo hayan demostrado, recibirán licencias”, dijo el ministro de Medio Ambiente de la isla del Canal, John Young, en un comunicado.