This content is not available in your region

Inversores ven a Kishida como favorable al mercado, pero dudan sobre reformas

Inversores ven a Kishida como favorable al mercado, pero dudan sobre reformas
Inversores ven a Kishida como favorable al mercado, pero dudan sobre reformas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Hideyuki Sano y Divya Chowdhury

TOKIO/MUMBÁI, 30 sep – Los inversores ven al nuevo líder de Japón, Fumio Kishida, como un generador de consensos que puede llevar al gobernante Partido Liberal Democrático y su socio de coalición a la victoria en las elecciones generales previstas para noviembre.

Pero si bien se espera que las acciones japonesas se beneficien de la imagen amigable con el mercado de Kishida, gracias a una menor incertidumbre política y una economía en mejora, los inversores no están seguros de si puede seguir adelante con las duras medidas necesarias para impulsar la salud económica.

Kishida, de 64 años, se convertirá en primer ministro la semana que viene, heredando una economía que está cobrando impulso gracias a la caída de casos de coronavirus, el aumento de las tasas de vacunación y la avance de las perspectivas de aumento de ganancias de las empresas.(https://reut.rs/3ifqxIO)

David Chao, estratega de mercado global de Invesco, espera que el consumo y el gasto interno en Japón se recuperen, superando a Estados Unidos, Reino Unido y Europa, con el apoyo de estímulo fiscal y monetario. (https://reut.rs/3olDpAD)

“El comercio de reflación de las acciones japonesas recién está comenzando y sigo siendo optimista sobre los activos de riesgo japoneses”, dijo Chao al Foro de Mercados Globales de Reuters (GMF).

Las acciones japonesas han subido un 1,6% en septiembre, superando una caída de más del 3% en Estados Unidos y Europa .

John Vail, estratega global en jefe de Nikko Asset Management, dijo a GMF que los inversores extranjeros “se enfrentaban a una contracción de la infraponderación” debido a los sólidos márgenes de beneficio empresarial, las bajas valoraciones de las acciones y la disipación de los cuellos de botella de la producción.

Tanto Chao como Vail esperan que Kishida continúe con las políticas monetarias y económicas emprendidas por sus predecesores, Shinzo Abe y Yoshihide Suga.

“Kishida puede ser visto como un par de manos seguras, particularmente en el frente diplomático”, dijo George Boubouras, jefe de investigación de K2 Asset Management en Melbourne.

Chao dijo que la continuidad de las políticas también significa una disminución de la “amenaza de apretarse el cinturón fiscal prematuramente”.

Vail, sin embargo, destacó que Japón no necesitaría de ningún estímulo inmediato más allá del paquete de 30 billones de yenes (270.000 millones de dólares) ya propuesto por Kishida, ya que la economía comenzará a funcionar “muy bien” en el cuarto trimestre.

Kishida ocupó puestos clave bajo el Gobierno de Abe, que conserva mucha influencia en el partido gobernante, pero su estilo reservado también ha planteado dudas sobre si puede impulsar reformas para impulsar la competitividad.

“Los mercados probablemente ven el resultado como una decisión del PLD para evitar cambios. Si lo expresas bien, Kishida representa estabilidad. Pero si lo pones mal, el barco continuará hundiéndose lentamente y eso no cambiará”, dijo una gerente de inversión de una importante empresa de seguros japonesa.