This content is not available in your region

El PIB británico creció más de lo previsto en el segundo trimestre antes de frenarse

El PIB británico creció más de lo previsto en el segundo trimestre antes de frenarse
El PIB británico creció más de lo previsto en el segundo trimestre antes de frenarse   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por William Schomberg y Andy Bruce

LONDRES, 30 sep – La economía británica creció más de lo que se calculaba inicialmente en el periodo de abril-junio, aunque posteriormente podría haber registrado una fuerte desaceleración, ante unos cuellos de botella tras los confinamientos agravados por la escasez de camioneros.

El producto interior bruto aumentó un 5,5% en el segundo trimestre, según la Oficina Nacional de Estadística, por encima de su estimación preliminar de un crecimiento del 4,8%.

La ONS dijo que los datos se habían corregido para incorporar datos más completos del sector sanitario, así como una actualización de sus fuentes y metodología para calcular la producción económica británica.

Las cifras ofrecieron una imagen más completa de la rápida recuperación económica del Reino Unido tras su confinamiento por el coronavirus a principios de este año, pero ahora hay indicios de una pérdida de impulso debido a la escasez de suministros y personal a medida que la economía mundial se reabre.

“Aunque las revisiones al alza del PIB son claramente bienvenidas, el segundo trimestre fue hace tres meses, y la recuperación parece haberse estancado desde entonces”, dijo Ruth Gregory, economista de Capital Economics.

“Aun así, dado que ahora se cree que hay menos capacidad sobrante en la economía, eso solo servirá para que el Banco de Inglaterra suba los tipos en un futuro no muy lejano”.

El miércoles, el gobernador del BoE, Andrew Bailey, dijo que pensaba que la economía recuperaría su nivel de producción anterior a la pandemia a principios de 2022, un mes o dos más tarde de lo que el BoE había previsto en agosto.

A pesar de la ralentización, el banco central británico ha señalado que está avanzando hacia una primera subida de los tipos de interés desde la pandemia, ya que prevé que la inflación supere el 4%.

Los datos del jueves mostraron que los hogares aumentaron su gasto en casi un 8% en el periodo abril-junio y que recurrieron a sus ahorros inmovilizados por el coronavirus para financiarlo.

El coeficiente de ahorro, que mide los ingresos que los hogares ahorran como proporción de su renta disponible total, cayó al 11,7%, frente al 18,4% del primer trimestre de 2020, según la ONS.

El crecimiento del PIB estuvo impulsado por el sector de los servicios, especialmente en la industria de la hostelería, cuya producción aumentó un 87,6% en términos trimestrales al reabrirse tras el cierre.

La producción manufacturera aumentó un 1,8% en el segundo trimestre, a pesar de que la escasez de microchips perjudicó la producción de automóviles. La fabricación de alimentos y bebidas tuvo un buen comportamiento.