This content is not available in your region

Los bancos de EEUU viven un "boom" en gestión de patrimonio con préstamos y nuevos activos

Los bancos de EEUU viven un "boom" en gestión de patrimonio con préstamos y nuevos activos
Los bancos de EEUU viven un "boom" en gestión de patrimonio con préstamos y nuevos activos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Elizabeth Dilts Marshall

NUEVAYORK, 15 oct – Los negocios de gestión de patrimonios de los grandes bancos estadounidenses han vuelto a registrar un rendimiento excepcional en el tercer trimestre, gracias a niveles récord de nuevos flujos de capital que fluyen hacia las cuentas y la demanda creciente de los clientes para obtener préstamos contra sus carteras de inversión.

Morgan Stanley Inc, JPMorgan Chase & Co y Bank of America Corp informaron esta semana de un crecimiento de dos dígitos en los ingresos y los saldos de préstamos del negocio de gestión de patrimonio.

Si bien la pandemia del COVID-19 ha devastado gran parte de la economía y ha dejado a millones de personas sin trabajo, las medidas extraordinarias del Gobierno estadounidense destinadas a mitigar el impacto económico también han contribuido a aumentar la fortuna de los más ricos, al reducir los tipos de interés e impulsar un enorme repunte del mercado bursátil.

La riqueza financiera mundial se disparó hasta alcanzar la cifra récord de 250 billones de dólares en 2020, según un informe de junio del Boston Consulting Group.

Eso ha aumentado la demanda de gestores de patrimonio, ha incrementado el valor de los activos gestionados por estos intermediarios y ha hecho que sea más atractivo para los clientes pedir préstamos.

“En el extremo del espectro de los grandes patrimonios, los productos de préstamo han tenido resultados muy positivos y eso se está viendo en firmas como Morgan Stanley, donde los saldos de los préstamos para la gestión de patrimonios han subido más de un 30% año tras año”, dijo Devin Ryan, analista de JMP Securities.

El negocio de gestión de patrimonios de Morgan Stanley registró unos ingresos de 5.935 millones de dólares, un 28% más que el año pasado. Los saldos de préstamos para la gestión de patrimonios alcanzaron los 121.000 millones de dólares, un 33% más que el año anterior, sobre todo gracias a los clientes que suscriben hipotecas y se endeudan con sus inversiones.

El área de préstamos en las gestoras de patrimonio —préstamos o líneas de crédito vinculadas a inversión en valores— permite a los clientes pedir prestado hasta un cierto porcentaje del valor de sus cuentas de inversión para gastarlo con cualquier fin, excepto en más valores. A medida que esas cuentas de inversión han aumentado de valor, también lo han hecho los préstamos.

Merrill Lynch Wealth Management, perteneciente a Bank of America, registró unos ingresos récord de 4.500 millones de dólares, un 19% más que el año pasado, mientras que los saldos de los préstamos aumentaron un 10% hasta alcanzar los 133.000 millones de dólares.

En el negocio de gestión de activos y patrimonios de JPMorgan, los ingresos ascendieron un 21%, hasta los 4.300 millones de dólares, mientras que el promedio de préstamos se incrementó un 20% respecto al año anterior.

Tanto Bank of America como JPMorgan dijeron que el principal motor del crecimiento de los préstamos fueron los préstamos vinculados a valores, seguidos de las hipotecas y los préstamos a medida.

Morgan Stanley, que obtiene alrededor de la mitad de sus ingresos de la gestión de patrimonios, dijo que los nuevos activos netos aumentaron un 89%, hasta 135.000 millones de dólares, en el tercer trimestre respecto al anterior, ayudados en parte por la adquisición de un grupo de asesores de jubilación que aportó al banco 43.000 millones de dólares en activos. 

Bank of America informó de que, en el último año, ha incorporado más de 112.000 millones de dólares en nuevos activos netos en su negocio global de gestión de patrimonios.

Merrill Lynch también incorporó 4.200 nuevos hogares en términos netos, dijo el banco.

JPMorgan no desglosa los nuevos activos netos de su negocio de gestión de activos y patrimonios.