This content is not available in your region

El aumento de las mercancías procedentes de China pone a prueba la red ferroviaria rusa

El aumento de las mercancías procedentes de China pone a prueba la red ferroviaria rusa
El aumento de las mercancías procedentes de China pone a prueba la red ferroviaria rusa   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Gleb Stolyarov

MOSCÚ, 19 oct – El fuerte crecimiento de los costes del transporte marítimo está impulsando a los fabricantes chinos a enviar más mercancías a Europa por ferrocarril a través de Rusia, pero el crecimiento de la demanda está creando cuellos de botella y poniendo a prueba la capacidad de la red.

En un momento en que los países están reponiendo frenéticamente sus existencias y exportando productos acabados mientras se recuperan de la pandemia, los puertos marítimos de todo el mundo se están atascando, lo que convierte al ferrocarril en una alternativa atractiva.

El monopolio estatal Russian Railways declaró que el tráfico total de contenedores en tránsito por Rusia se disparó un 40% en los primeros nueve meses de 2021, hasta alcanzar los 782.000 TEU (unidades equivalentes a veinte pies, medida de carga de los contenedores), y podría alcanzar la cifra récord de un millón de TEU este año.

“A principios de año, el coste del transporte de mercancías en contenedores por ferrocarril entre Asia y Europa era dos veces menor que por mar. Ahora es 3,5 veces (más bajo)”, dijo la compañía ferroviaria.

La mayor parte del crecimiento se ha producido en la ruta China-Rusia-Europa, donde los volúmenes de tránsito de los nueve primeros meses aumentaron un 47%, hasta 568.700 TEU.

Pero los operadores de transporte y los analistas afirman que el rápido crecimiento ha puesto de manifiesto problemas de infraestructura que podrían limitar considerablemente los flujos de tránsito.

Entre ellos, la escasez de personal incluidos gestores y operadores de grúa y de material rodante, según Alexey Bezborodov, director de Infraproject, una consultora que analiza datos y tendencias en el transporte y las infraestructuras.

“Nadie creía en un aumento tan brusco del tráfico de tránsito antes de la pandemia, y nadie estaba preparado para ello”, afirmó.

El grupo de transporte y logística Delo dijo a Reuters que los flujos de carga se veían limitados por la escasa capacidad de las principales líneas ferroviarias y los atascos cerca de puertos y puestos de control fronterizos.

Otra fuente del sector del transporte de contenedores citó los retrasos burocráticos y los problemas técnicos en los pasos fronterizos, donde los contenedores tienen que ser transferidos de un tren a otro debido a las diferencias en el ancho de la vía.

PLAN A LARGOPLAZO

El Gobierno ruso ha establecido un plan a largo plazo para aumentar la capacidad ferroviaria del país. En 2018, el presidente ruso Vladímir Putin ordenó impulsar el tránsito de contenedores hasta 1,7 millones de TEU para 2024, lo que supone multiplicar por cuatro los niveles de 2017.

Un proyecto de estrategia de transporte consultado por Reuters prevé que los flujos aumenten a 3,7 millones de TEU para 2035, lo que elevaría la cuota de Rusia en el tráfico de carga entre Asia y Europa al 15% desde el 4%.

Para lograr estos objetivos, Russian Railways está invirtiendo 200.000 millones de rublos (2.800 millones de dólares) entre 2019 y 2024 en su proyecto “Transsib en 7 días”, que pretende reducir el tiempo de tránsito de la carga desde las fronteras orientales a las occidentales del mayor país del mundo a una semana, frente a los 11-14 días habituales.

Esto forma parte de un proyecto mayor, por valor de más de 700.000 millones de rublos, que los ferrocarriles rusos y el Gobierno financian desde 2013, con el objetivo de impulsar las exportaciones de carbón, metales y otras materias primas a los países asiáticos mediante la ampliación de las líneas BAM y Transsib que atraviesan Siberia.

Este dinero se está gastando en vías adicionales necesarias para sortear los trenes lentos o en sentido contrario, en la construcción y aumento de la capacidad de las estaciones y en el refuerzo del suministro eléctrico, explicó el monopolio.

En una declaración en respuesta a las preguntas de Reuters, el operador de transportes Delo expresó su satisfacción por las inversiones. “Pero por razones objetivas y subjetivas la aplicación de estas medidas no se lleva a cabo con la rapidez que nos gustaría”, dijo un representante de la empresa.

(1 dólar = 71,3230 rublos)