This content is not available in your region

China reforzará las reformas fiscales para alcanzar la "prosperidad común" -Xinhua

China reforzará las reformas fiscales para alcanzar la "prosperidad común" -Xinhua
China reforzará las reformas fiscales para alcanzar la "prosperidad común" -Xinhua   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

PEKÍN, 25 oct – China “reforzará los ajustes” en la recaudación de impuestos para aumentar los ingresos y reformar la distribución de la renta del país, pero de forma selectiva y precisa, como parte de los esfuerzos para lograr la “prosperidad común” a largo plazo, dijo la agencia estatal de noticias Xinhua.

China pretende “repartir el pastel” ajustando “razonablemente” los ingresos de los que más ganan y elevando los de los grupos de menores ingresos, escribió Xinhua en un artículo de preguntas y respuestas sobre la economía china

La idea es formar una estructura de distribución de los ingresos “en forma de aceituna” con un gran centro y dos pequeños extremos, dijo Xinhua.

Sin embargo, la política fiscal de China no debe ser malinterpretada como “robar a los ricos para ayudar a los pobres”, dijo Xinhua en el artículo de preguntas y respuestas, para el que la agencia dijo haber entrevistado a los “departamentos pertinentes” y a “personas autorizadas”.

La “prosperidad común” es una política impulsada por el presidente Xi Jinping para reducir la brecha entre ricos y pobres. En un ensayo en la revista del Partido Comunista Qiushi publicado por Xinhua este mes, Xi instó a China a “avanzar vigorosamente y de forma constante” en la legislación de un impuesto sobre la propiedad inmobiliaria.

La implantación de un impuesto sobre la propiedad será uno de los cambios más profundos en las políticas inmobiliarias de China en una generación, con efectos de gran alcance.

Se considera que este impuesto disuadirá las compras especulativas y enfriará los precios de las viviendas, que han subido más de un 2.000% desde la privatización del mercado inmobiliario en los años 90 y han creado una crisis de acceso a la vivienda.

El impuesto también afectará a los propietarios relativamente acomodados de viviendas múltiples, cuyas propiedades no han sido gravadas durante años.

El sábado, el máximo órgano de decisión del parlamento chino dijo que pondrá en marcha un impuesto inmobiliario piloto en algunas regiones.

“El anuncio se produjo antes de lo esperado y confirma nuestra opinión de siempre de que China está decidida a remodelar su mercado inmobiliario”, dijo Betty Wang, economista de China en ANZ Research.

El impuesto elevará el coste de la posesión de activos inmobiliarios, lo que podría ralentizar el ritmo de compra de proyectos inmobiliarios por parte de los inversores, presionando los flujos de caja de las promotoras en un entorno de financiación ya reducido.

Las acciones de las empresas inmobiliarias se desplomaban más de un 3% el lunes, en comparación con la caída del 0,24% del índice bursátil CSI300.