This content is not available in your region

El contagio de los riesgos de la deuda inmobiliaria en China es controlable - Xinhua

El contagio de los riesgos de la deuda inmobiliaria en China es controlable - Xinhua
El contagio de los riesgos de la deuda inmobiliaria en China es controlable - Xinhua   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

SHANGHÁI, 25 oct – El efecto contagio de los riesgos de impago de la deuda de las empresas inmobiliarias chinas a la industria financiera es en gran medida controlable, afirmaron el lunes los medios de comunicación estatales, mientras sigue la preocupación por el grupo chino Evergrande.

El comentario fue publicado en un artículo de preguntas y respuestas de Xinhua sobre la economía china, para el que la agencia de noticias dijo haber entrevistado a “departamentos relevantes” y a “personas autorizadas”.

El artículo, que no nombraba directamente a China Evergrande , decía que las empresas inmobiliarias se enfrentaban a problemas de impago de deudas debido a una mala gestión y a la incapacidad de ajustar sus operaciones a los cambios del mercado.

“Hay que entender que habrá pistas si una inmobiliaria es susceptible de incumplir sus deudas, por lo que se puede predecir el riesgo de contagio a la industria financiera”, dijo Xinhua.

El texto también indica que el país avanzará constantemente en la reforma de la fiscalidad inmobiliaria.

Evergrande, sumida en una profunda crisis con más de 300.000 millones de dólares en pasivos, pareció evitar la semana pasada el impago con un pago de cupones de bonos de última hora. El domingo dijo que había reanudado las obras de más de 10 proyectos en seis ciudades, incluida Shenzhen.

Sus problemas han repercutido en todo el sector inmobiliario chino, de 5 billones de dólares, que representa una cuarta parte de la economía según algunas métricas, con una serie de anuncios de impago, rebajas de calificación y caída de los bonos corporativos.

La crisis de la deuda china también está siendo observada por los mercados financieros mundiales, preocupados por un contagio más amplio.