This content is not available in your region

Empresas inmobiliarias chinas reciben rebajas de calificación de cara a fecha de pago de Evergrande

China developers hit by downgrades as Evergrande deadline looms
China developers hit by downgrades as Evergrande deadline looms   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Clare Jim y Andrew Galbraith

HONGKONG, 28 oct – Los desarrolladores inmobiliarios chinos recibieron una paliza el jueves, con caídas de acciones y bonos, confiscaciones de activos por acreedores y nuevas rebajas de notas por parte de agencias de calificación de riesgo, de cara al plazo final para el pago de deuda de China Evergrande Group el viernes.

Las acciones de Kaisa Group fueron las más golpeadas, perdiendo casi un quinto de su valor el jueves, luego de rebajas de calificación crediticia que subrayaron el limitado acceso de la compañía a financiamiento y significativas obligaciones de deuda en dólares estadounidenses.

Las acciones de Kaisa cayeron el jueves hasta un 19,9% a un mínimo histórico de 1,17 dólares hongkoneses, mientras que su bono a abril de 2022 perdió más de 8 puntos para operar a menos de 35% de su valor nominal, según el proveedor de datos Duration Finance.

Kaisa lideró las pérdidas del sector inmobiliario. Un índice de Hong Kong que sigue a las empresas inmobiliarias en el territorio continental cayó un 1,3% y el subíndice de Bienes Raíces CSI300 cedió un 2,3%.

Las acciones China Evergrande Group, cuya crisis de liquidez frente a más de 300.000 millones de dólares en pasivos ha provocado el temor mundial a que pueda desencadenar riesgos sistémicos, se hundieron más de un 5%. Evergrande enfrenta un plazo final el viernes para el pago de un cupón de 47,5 millones de dólares que venció el 29 de septiembre.

El incumplimiento de ese pago de intereses, a menos de una semana de haber obtenido 83,5 millones para un pago de último minuto en un cupón anterior, llevaría a la empresa a un incumplimiento formal y provocaría impagos cruzados en todos sus bonos por valor de más de 19.000 millones de dólares en los mercados de capitales internacionales.

Las dificultades de Evergrande han exacerbado los problemas financieros de los desarrolladores del sector inmobiliario de China, de 5 billones de dólares, afectado por las restricciones gubernamentales sobre la deuda excesiva.

“El severo endurecimiento del acceso a la financiación para los desarrolladores chinos ha reducido la liquidez del sector, creando un ciclo crediticio negativo. Las empresas con debilidad financiera han reducido el gasto en terrenos y construcción para preservar la liquidez para el pago de deuda, mientras que las ventas han disminuido”, dijo Kaven Tsang, vicepresidente senior de Moody’s Investors Service.

“Al mismo tiempo, controles más estrictos de bancos sobre el efectivo a nivel de proyecto para unos pocos desarrolladores con debilidades financieras limitó su capacidad para administrar su flujo de efectivo y los llevó a incumplir pagos”.