This content is not available in your region

Costos laborales EEUU suben en el tercer trimestre a medida que se incrementan los salarios

Costos laborales EEUU suben en el tercer trimestre a medida que se incrementan los salarios
Costos laborales EEUU suben en el tercer trimestre a medida que se incrementan los salarios   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

WASHINGTON, 29 oct – Los costos laborales de Estados Unidos subieron a su mayor nivel desde el 2001, ya que las empresas aumentaron los salarios y los beneficios en medio de una grave escasez de trabajadores, lo que sugiere que la inflación podría permanecer elevada durante algún tiempo.

El índice de costos de empleo (ICE), la medida más amplia de los costos laborales, subió un 1,3% el último trimestre después de haber aumentado un 0,7% en el período abril-junio, dijo el viernes el Departamento de Trabajo. La mayor alza desde 2001 reflejó un aumento en todas las industrias.

Los costos laborales aumentaron un 3,7% interanual, la mayor subida desde el cuarto trimestre de 2004, tras elevarse un 2,9% en el segundo trimestre.

“Si bien los aumentos salariales se concentraron inicialmente en las industrias de sueldos más bajos, más recientemente las presiones salariales se han ido extendiendo entre las industrias”, dijo Veronica Clark, economista de Citigroup en Nueva York.

“La presión al alza sobre los salarios que llegan a industrias con compensaciones relativamente más altas sugeriría una mayor probabilidad de que el aumento de los costos laborales, junto con el alza de los precios de varios otros insumos, se transmita a través de los precios al consumidor”.

Las autoridades de política monetaria y economistas consideran que el ICE es una de las mejores lecturas sobre la holgura del mercado laboral y un predictor de la inflación subyacente, ya que se ajusta a los cambios en la composición y la calidad del empleo.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado que el ICE avanzaría un 0,9% en el tercer trimestre.

Los salarios se dispararon un 1,5% después de aumentar un 0,9% en el segundo trimestre. Ahora marcan alza de 4,2% interanual. Los beneficios subieron un 0,9% después de aumentar un 0,4% en el trimestre abril-junio.

La pandemia de COVID-19 ha trastornado la dinámica del mercado laboral, creando una aguda escasez de trabajadores en toda la economía. Había 10,4 millones de puestos vacantes a finales de agosto.

El indicador de inflación preferido de la Reserva Federal, el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE) excluyendo alimentos y energía, subió a una tasa del 4,5% en el tercer trimestre después de aumentar a un ritmo del 6,1% en el trimestre abril-junio, informó el gobierno el jueves.

El banco central de Estados Unidos tiene un objetivo de inflación flexible del 2%.