This content is not available in your region

Gran Premio de Relojería de Ginebra o los 'Premios Óscar de la relojería'

Access to the comments Comentarios
Por Claudio Rosmino  & Euronews
euronews_icons_loading
Gran Premio de Relojería de Ginebra o los 'Premios Óscar de la relojería'
Derechos de autor  euronews

El espacio y el tiempo se unen en una relación artística y tecnológica. El espacio es el Museo Rath de Ginebra. El tiempo es el 4 de noviembre, día de la entrega del Gran Premio de Relojería de Ginebra (GPHG).

Conocido como los 'Premios Óscar de la relojería', el evento galardona cada año, desde 2001, las creaciones contemporáneas más destacadas.

Los 84 relojes seleccionados, divididos en 14 categorías, se exponen al público en el museo Rath hasta el 14 de noviembre.

Con motivo del 20º aniversario del certamen, también se podrán admirar todos los relojes que han obtenido la máxima distinción del concurso: el ‘Premio Aguja de Oro’.

"Detrás de cada uno de estos relojes hay un mundo excepcional de tradiciones, arte y tecnología. Su fabricación suele llevar años. Descubramos cómo se crean estas pequeñas obras maestras", declara Claudio Rosmino, periodista de Euronews.

En Le Sentier, en el corazón de la región suiza del Jura, se encuentra el taller de relojería de Bulgari.

La marca diseña, desarrolla y produce internamente, todas las piezas esenciales de sus creaciones; desde la fundición de las aleaciones de oro hasta la elaboración, el montaje y el acabado del mecanismo de movimiento, la caja, la esfera y la pulsera. Allí se fabrican los mecanismos de movimiento de los relojes. Más tarde, los diferentes componentes se ensamblan en Neuchâtel.

Desde los primeros pasos de un nuevo proyecto, se combinan los conocimientos artesanales y las soluciones técnicas de alto nivel para definir la elaboración del reloj.

"Mediante un estudio de viabilidad, revisamos las dificultades del proyecto, los plazos y los costes. El tiempo necesario para completar ese proyecto depende de su complejidad. Algo más ‘sencillo’, como mostrar las fases de la luna o crear un reloj calendario, puede llevar de seis meses a un año de trabajo. Desarrollar el sonido o crear un reloj que suene cuando se cumplan las horas, sus fracciones e incluso cada minuto, es complejo y nos puede llevar hasta cuatro, cinco e incluso, más años de trabajo", afirma Julien Behra, jefe de Desarrollo de Movimientos Relojeros de Bulgari.

En el centro de fabricación de Van Cleef & Arpels, en Meyrin, Suiza, el proceso creativo se desarrolla según un enfoque denominado ‘poesía del tiempo’.

La belleza y los sueños componen la base del trabajo en la relojería. El punto de partida es una historia que contar, a través del reloj. Se trata de una emoción que debe traducirse de forma visual y mecánica.

"Contemplamos un reloj como un cuadro o una ópera. Uno se deleita con lo que ocurre en el escenario. La parte técnica está detrás y, en escena, nunca se ven los cables que se utilizan para poder llevar a cabo la obra. Es muy importante encontrar el compromiso adecuado entre lo que es técnicamente factible y cómo podemos integrar la artesanía, las ‘manos de oro’ que producen las esferas, las cajas... los movimientos que hacemos. El desarrollo de algunos proyectos, tarda tres, cuatro, cinco e incluso diez años en encontrar el compromiso perfecto para crear un reloj que, para nosotros, realmente, sea una obra de arte", señala Rainer Bernard, director de Investigación y Desarrollo de Van Cleef & Arpels.

Además del máximo galardón al mejor reloj, el ‘Premio Aguja de Oro’, el certamen también premia otras 18 piezas por sus características específicas, en diferentes categorías. Por ejemplo: categoría masculina, categoría femenina, categoría icónica y categoría cronógrafo, además de algunas otras.

"¿Cuáles son los criterios que llevan a la selección de estas joyas de la artesanía y el diseño?Claudio Rosmino, periodista de Euronews, pregunta sobre ello a Nick Foulkes, presidente del jurado del Gran Premio de Relojería.

"La forma en que se seleccionan es muy interesante. Obviamente, las diferentes marcas proponen modelos. Pero luego, a partir de esa lista de marcas propuestas, entra en escena la institución de la Academia internacional del Gran Premio de Relojería de Ginebra. Así que, existe un grupo de unas 500 personas que dan su opinión. Y, luego, el jurado final está compuesto por unas 30 personas, más o menos. La mitad de ellas han sido elegidas al azar y el resto, son personas que he elegido yo, en colaboración con la organización del evento. Así que, se logra reunir un sentido muy justo y diverso, y globalmente diferente, con respecto a las opiniones encargadas de juzgar todo tipo de criterios", explica Nick Foulkes.

¿Cómo influye la innovación en un sector tradicionalmente asociado a la habilidad artesanal del relojero?, quiere saber el reportero.

"Creo que algunas de las marcas aprovechan lo mejor de la maquinaria contemporánea, ya sea el diseño asistido por ordenador o las fresadoras que logran cosas con tolerancias que eran imposibles de conseguir en todos los relojes, salvo en los más caros, incluso hace 30 o 40 años", declara el presidente del jurado del Gran Premio de Relojería.

En este universo de ‘contadores de tiempo’, el momento cumbre es la ceremonia de entrega de premios, prevista para el 4 de noviembre de 2021, en el Teatro Lemán de Ginebra. Entonces, es cuando se conoce qué marca se hace con el ‘Premio Aguja de Oro 2021’.