This content is not available in your region

De Cos advierte que algunas empresas españolas podrían tener difícil devolver créditos

De Cos advierte que algunas empresas españolas podrían tener difícil devolver créditos
De Cos advierte que algunas empresas españolas podrían tener difícil devolver créditos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

MADRID, 3 nov – Algunas de las empresas beneficiarias de los créditos con avales del Estado español para ayudarlas a capear la pandemia de COVID-19 podrían retrasarse en los reembolsos en los próximos meses a medida que se retiren gradualmente las medidas de apoyo, advirtió el miércoles el gobernador del Banco de España.

El año pasado, el Gobierno español aprobó hasta 100.000 millones de euros en líneas de liquidez a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). En virtud de este plan, el Estado garantiza hasta el 80% de los préstamos que se canalizaron a través de los bancos a pequeñas y medianas empresas y autónomos, ampliando la moratoria de los préstamos en algunos casos más allá de dos años.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández De Cos, dijo el miércoles que el 20% de los préstamos vinculados a moratorias vencidas o desistidas fueron puestas bajo vigilancia especial es decir, se consideran sujetos a un riesgo crediticio elevado en junio, mientras que el 9% se consideraban dudosos.

“Este deterioro podría, además, aumentar en los próximos trimestres, ya que una parte importante de las moratorias han vencido a lo largo del segundo trimestre de 2021”, dijo De Cos, añadiendo que no obstante representan sólo un pequeño porcentaje de las carteras de los bancos.

De Cos también dijo que, en cuanto a los préstamos con aval ICO concedidos a empresas no financieras e individuales, el peso del crédito colocados bajo vigilancia especial había aumentado en 8 puntos porcentuales, hasta el 16%.

“De nuevo, debe tenerse en cuenta que una fracción importante de las operaciones avaladas por el ICO se encuentran en período de carencia en la actualidad, lo que modera a corto plazo la materialización del riesgo de crédito, pero podría materializarse en mayor medida a medio plazo”.