This content is not available in your region

Solicitudes semanales de desempleo en EEUU caen a un nuevo mínimo de 19 meses

Solicitudes semanales de desempleo en EEUU caen a un nuevo mínimo de 19 meses
Solicitudes semanales de desempleo en EEUU caen a un nuevo mínimo de 19 meses   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

4 nov – El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de beneficios por desempleo cayó a un nuevo mínimo de 19 meses la semana pasada, lo que sugiere que la economía estaba recuperando impulso en medio de una mejora significativa en la salud pública, aunque persisten las limitaciones de suministro.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo cayeron en 14.000 a 269.000, según cifras ajustadas por estacionalidad, en la semana que terminó el 30 de octubre, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Ese fue el nivel más bajo desde mediados de marzo de 2020, cuando se aplicaron cierres obligatorios de negocios para frenar la primera ola de infecciones por COVID-19.

Las solicitudes ahora han disminuido durante cinco semanas consecutivas.

La ola de infecciones de verano impulsada por la variante Delta ha disminuido, alentando a más estadounidenses a viajar, salir a cenar y frecuentar lugares deportivos entre las actividades que se vieron restringidas por el resurgimiento de casos.

La variante Delta y la escasez de bienes contribuyeron a restringir el crecimiento económico a su ritmo más lento en más de un año el trimestre pasado. Los pedidos, que han disminuido desde un máximo histórico de 6,149 millones a principios de abril de 2020, ahora se encuentran dentro de un rango que generalmente se considera consistente con un mercado laboral saludable.

Esto es un buen augurio para el informe de empleo de octubre que se presentará el viernes. Según una encuesta de Reuters a economistas, las nóminas no agrícolas probablemente aumentaron en 450.000 puestos de trabajo el mes pasado. La economía creó 194.000 puestos de trabajo en septiembre, la menor cantidad en nueve meses.

Las expectativas de una aceleración en el aumento de puestos de trabajo se vieron reforzadas por el Informe Nacional de Empleo de ADP el miércoles, que mostró un fuerte crecimiento en las nóminas privadas en octubre.

Pero la incesante escasez de trabajadores sigue siendo un obstáculo. Las necesidades de cuidado durante la pandemia, los temores de contraer el coronavirus, las jubilaciones anticipadas y los cambios de carrera, así como el envejecimiento de la población, han dejado a las empresas con 10,4 millones de puestos de trabajo vacantes a finales de agosto.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo a periodistas el miércoles que “estos impedimentos al suministro de mano de obra deberían disminuir con un mayor progreso en la contención del virus, apoyando las ganancias en el empleo y la actividad económica”.

La Fed anunció que comenzaría a recortar sus compras mensuales de bonos este mes.

Existe la preocupación de que la exigencia de vacunas de la Casa Blanca, que se aplica a los contratistas del gobierno federal y empresas con 100 o más empleados, podría aumentar la escasez de trabajadores.

Un informe del jueves de la firma global de reubicación Challenger, Gray & Christmas mostró que los recortes de empleos anunciados por empleadores con sede en Estados Unidos aumentaron un 27,5% en octubre a 22.822, el nivel más alto desde mayo. Dijo que el 22% de los despidos fueron personas que se negaron a ser vacunadas según los requisitos de la empresa.

“Sabemos que las empresas se están aferrando a sus trabajadores y de hecho están buscando trabajadores”, dijo Andrew Challenger, vicepresidente senior de Challenger, Gray & Christmas.

“Sin embargo, también sabemos que para muchos empleadores, está por llegar un mandato federal sobre vacunas, y para muchos empleados y contratistas del gobierno, así como para los proveedores de atención médica, ya existen mandatos. Esto complica los esfuerzos de contratación y retención”, apuntó.