This content is not available in your region

Endurecer ahora la estrategia del BCE sería contraproducente, según Philip Lane

El BCE no debe reaccionar ante el actual repunte de la inflación, según Lagarde
El BCE no debe reaccionar ante el actual repunte de la inflación, según Lagarde   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

FRÁNCFORT, 8 nov -El economista jefe del Banco Central Europeo, Philip Lane, declaró el lunes que sería contraproducente endurecer la política monetaria para moderar el actual brote de inflación en la zona del euro, reiterando en gran medida la postura reciente del banco.

Con una tasa de inflación anual que superó el 4% el mes pasado, lo que supone más del doble del objetivo del BCE del 2%, la presión sobre el banco ha aumentado para que abandone su política monetaria flexible, y los mercados ya dan por buena una subida de tipos el año que viene.

Sin embargo, Lane sostiene que la inflación está impulsada por factores transitorios y que la política monetaria del BCE no es eficaz para atajar el rápido crecimiento de los precios en la actualidad, sobre todo porque es probable que se desvanezca por sí sola.

“Un endurecimiento brusco de la política monetaria hoy no reduciría las elevadas tasas de inflación actuales, sino que serviría para ralentizar la economía y reducir el empleo durante los próximos dos años y, por tanto, para reducir la presión inflacionista a medio plazo”, dijo en un discurso.

“Dada nuestra evaluación de que la trayectoria de la inflación a medio plazo sigue estando por debajo de nuestro objetivo del 2%, sería contraproducente endurecer la política monetaria en la coyuntura actual”, añadió.

La semana pasada, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, y varios miembros del Consejo de Gobierno se opusieron a las expectativas del mercado, argumentando que era “improbable” que se dieran las condiciones para una subida de los tipos de interés el próximo año, tal y como se especifica en las orientaciones a futuro del banco.

Lane dijo que observar los salarios será crucial para juzgar la durabilidad de la inflación, pero incluso un gran aumento en los próximos meses puede no significar necesariamente un cambio de tendencia, ya que también podría ser una fuerza transitoria.

“Un cambio puntual en el nivel de los salarios como parte del ajuste a un aumento transitorio e inesperado del nivel de precios no implica un cambio de tendencia en la senda de la inflación subyacente”, dijo.