This content is not available in your region

HSBC apuesta por la gestión de patrimonio en China y estudia volver a la banca privada en India

HSBC apuesta por la gestión de patrimonio en China y estudia volver a la banca privada en India
HSBC apuesta por la gestión de patrimonio en China y estudia volver a la banca privada en India   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Anshuman Daga

SINGAPUR, 9 nov – HSBC Holdings Plc ha superado los objetivos de contratación para su negocio de gestión de patrimonio de particulares en China y está estudiando la posibilidad de volver a entrar en el negocio de banca privada de India, según han declarado altos ejecutivos, como parte de su plan para convertir Asia y la gestión del dinero de los inversores ricos en pilares clave de su crecimiento.

En el marco de una estrategia encabezada por el director ejecutivo del Grupo, Noel Quinn, HSBC está invirtiendo 3.500 millones de dólares en su negocio de banca personal y patrimonial, en línea con su ambición de convertirse en el principal gestor de patrimonios de Asia para 2025.

“Somos el primer banco internacional en China, por lo que queremos exprimir esa oportunidad”, dijo el director general de Banca Patrimonial y Personal, Nuno Matos, uno de los cuatro altos ejecutivos que se trasladaron a Hong Kong desde Londres este año como parte del eje regional del banco.

“En lo que respecta a la banca privada, ahora estamos en claro proceso de expansión”, dijo Matos a Reuters en una de sus primeras entrevistas desde que se trasladó a la región.

Asia es la mayor región para HSBC, y la unidad de banca personal y patrimonial aportó el 44% o 22.000 millones de dólares a los ingresos globales ajustados de HSBC, con sede en Londres, el año pasado.

El banco pretende impulsar su servicio de planificación patrimonial por móvil, HSBC Pinnacle, en China, contando con unos 700 planificadores de patrimonio personal para finales de año, en lugar de los 550 previstos inicialmente, dijo Matos.

Los servicios de gestión de patrimonios de HSBC incluyen inversiones, seguros y productos de gestión de activos, mientras que la banca privada atiende a las necesidades de quienes tienen activos invertibles de 5 millones de dólares o más.

El banco tenía 20 personas operando en el negocio de banca privada “onshore” en China a finales del año pasado, dijo Siew Meng Tan, jefe de Banca Privada de HSBC para Asia Pacífico.

“A finales de este año, llegaremos a 64 y a finales del año que viene, duplicaremos esa cifra”, dijo.

HSBC está estudiando la posibilidad de volver a introducirse en la banca privada interna de India, donde las cifras de los súper ricos están creciendo rápidamente y los mercados bursátiles, que han alcanzado niveles récord, han permitido que empresas tecnológicas de nueva creación superen los mil millones de dólares en valor bursátil.

HSBC abandonó el negocio de la banca privada india en 2015 como parte de una estrategia del grupo. El mercado indio, lucrativo pero muy competitivo, tiene pocos actores extranjeros.

“Queremos ofrecer servicios bancarios a clientes masivos y de alto poder adquisitivo. En este momento, los dos grandes pilares que estamos expandiendo en la India son los seguros y la gestión de activos”, dijo Matos. “En cuanto a la banca privada, aún no estamos ahí y eso es algo que exige una decisión estratégica este año”.

En la actualidad, HSBC se centra en atender a los indios de mayor poder adquisitivo desde sus centros globales de Singapur, Londres y Oriente Medio.

UNAOPORTUNIDADIRRESISTIBLE

HSBC también está buscando aumentar su presencia en Singapur y el sudeste asiático, según Matos. En agosto, el banco compró los activos de Singapur de la aseguradora francesa AXA por 575 millones de dólares.

Aunque HSBC tiene una presencia dominante en Asia con su banca para particulares, sobre todo en el centro financiero de Hong Kong, líderes mundiales como UBS y Credit Suisse dominan el mercado de los clientes más ricos.

Los gestores de patrimonios globales siguen siendo optimistas sobre sus perspectivas de crecimiento en China, a pesar de la represión regulatoria sin precedentes en la que es la segunda mayor economía del mundo.

En un informe sobre la riqueza mundial publicado en junio, Boston Consulting Group afirmó que los ingresos generados por la gestión de la riqueza en Asia se dispararán más rápidamente que en cualquier otro mercado del mundo, y prácticamente se duplicarán en los próximos cinco años hasta alcanzar los 52.000 millones de dólares.

“El patrimonio asiático se está expandiendo dos veces más rápido que el del resto del mundo. Es una oportunidad irresistible para nosotros”, dijo Matos, que asumió la dirección de la nueva división de HSBC en febrero.

“No voy a rehacer ahora nuestros objetivos, pero lo que sí puedo decir es que en 2021 superaremos nuestros objetivos en el área de patrimonio”, afirmó.

Después de anunciar el año pasado planes para comprar su socio de seguros de vida en China, HSBC también está interesado en obtener el control total de su empresa de gestión de activos en el país, dijo Matos.