This content is not available in your region

Southwest e IAG acuerdan comprar combustible de aviación sostenible fabricado con residuos de madera

Southwest e IAG acuerdan comprar combustible de aviación sostenible fabricado con residuos de madera
Southwest e IAG acuerdan comprar combustible de aviación sostenible fabricado con residuos de madera   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Laura Sanicola

10 nov – Southwest Airlines y el propietario de Iberia y British Airways, IAG, acordaron la compra de unos mil millones de litros de combustible sostenible para la aviación (SAF, por sus siglas en inglés) creado a partir de biomasa leñosa en una biorrefinería de Mississippi, según informaron las empresas el miércoles.

El sector de la aviación ha apostado por el SAF como una forma de hacer que los vuelos sean más respetuosos con el medio ambiente antes de que las opciones de aviones híbridos, eléctricos o de hidrógeno, menos intensivos en carbono, estén disponibles a partir de finales de la década de 2030.

Se espera que la planta Bayou Fuels de Velocys produzca un combustible que se considera negativo en cuanto a las emisiones de carbono, debido a su empleo de materias primas biogenéticas, energía renovable y tecnología de captura de carbono que compensa las emisiones de la combustión del combustible.

Los combustibles fabricados en las instalaciones de Bayou Fuels se mezclarán con el combustible de aviación a base de petróleo para generar más de 750 galones de combustible de aviación sostenible de carbono negativo que, según Bayou, estará disponible comercialmente a partir de 2026.

Velocys dijo que los ingresos previstos podrían ascender a 3.000 millones de dólares en el transcurso de los acuerdos de compra.

IAG acordó comprar 220.000 toneladas de SAF durante 10 años a partir de 2026, como parte de su objetivo de utilizar un 10% de SAF para 2030. La compra por parte de Southwest de unos 800 millones de litros de SAF se extenderá durante 15 años.

El SAF generará créditos comercializables en el marco de la Norma de Combustibles Bajos en Carbono de California y la Norma Federal de Combustibles Renovables. Southwest e IAG comprarán a un precio fijo que incluye el coste previsto de los créditos.

El SAF suele producir hasta un 70% menos de carbono que los combustibles fósiles, pero es más costoso de producir sin créditos fiscales, sobre todo porque los volúmenes de producción son actualmente muy bajos, menos del 1% de la demanda total de combustible para aviones.

Estados Unidos se ha fijado el objetivo de conseguir que el sector de la aviación estadounidense no emita gases de efecto invernadero en 2050, según declaró el martes el Secretario de Transporte, Pete Buttigieg.

La Casa Blanca dijo en septiembre que su objetivo era reducir en un 20% las emisiones generadas por la aviación para 2030.