This content is not available in your region

Codere aumenta ingresos un 8,5% mientras emprende la reestructuración

Codere aumenta ingresos un 8,5% mientras emprende la reestructuración
Codere aumenta ingresos un 8,5% mientras emprende la reestructuración   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

10 nov – El grupo español de juegos de azar Codere dijo el miércoles que en los nueve primeros meses del año su ingresos de explotación aumentaron un 8,5%, hasta los 500 millones de euros, gracias a la reapertura de más negocios tras los cierres por la pandemia de COVID-19.

El grupo, que se encuentra inmerso en una profunda reestructuración que implicará la disolución de la actual sociedad, mejoró en un 90% su ebitda (resultado bruto de explotación), hasta 54 millones, gracias a la relajación de las restricciones, con una contribución positiva de todos sus mercados.

No obstante, la empresa señaló que “a pesar de estar abiertos todos los mercados, seguimos operando con restricciones (aforo, horarios de apertura, etc.)”.

En los nueve primeros meses del año registró una pérdida después de impuestos de 169 millones de euros, un 29,6% inferior a la del mismo periodo de 2020.

Esta evolución fue “resultado de los cierres relacionados con el COVID-19 en la primera mitad del año, los 21,7 millones de euros de cargos por deterioro y el aumento de los gastos por intereses, lo que fue parcialmente compensado por la menor devaluación de nuestras divisas operativas frente al dólar estadounidense, que redujo materialmente nuestras pérdidas en divisas”, dijo el grupo.

En abril la empresa anunció una operación para escapar a la quiebra dando el control del accionariado a los bonistas de la empresa. En el comunicado del miércoles, Codere indica que prevé que la transacción con los bonistas se cierre el 19 de noviembre.

Como resultado de la misma, se liquidará la actual matriz del grupo Codere S. A., creándose una nueva sociedad hólding de la que los bonistas tendrán un 95%.

El acuerdo de reestructuración contempla la inyección de hasta 225 millones de euros en el grupo, que ha sufrido en sus negocios la devastación de la alarma sanitaria, que ha obligado al cierre de sus establecimientos durante meses y ha alejado a muchos potenciales clientes.