This content is not available in your region

EXCLUSIVA: La guerra tecnológica entre EEUU y China enturbia los planes de SK Hynix para una fábrica de chips

La guerra tecnológica entre EEUU y China enturbia los planes de SK Hynix para una fábrica de chips
La guerra tecnológica entre EEUU y China enturbia los planes de SK Hynix para una fábrica de chips   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Stephen Nellis, Joyce Lee y Toby Sterling

SEÚL, 18 nov – Los planes de la coreana SK Hynix de reformar una enorme instalación en China para poder fabricar chips de memoria de forma más eficiente están en peligro, según dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el asunto, ya que las autoridades estadounidenses no quieren que el equipamiento avanzado que se utiliza en el proceso entre en China.

Este posible contratiempo podría convertir a SK Hynix, uno de los mayores proveedores mundiales de chips de memoria DRAM (del inglés “dynamic random-access memory”) que se utilizan en todo tipo de dispositivos, desde teléfonos móviles hasta centros de datos, en la próxima víctima de la batalla geopolítica entre Estados Unidos y China.

Los planes de producción de SK Hynix prevén que la empresa mejore sus instalaciones de producción en masa en Wuxi (China) con algunas de las últimas máquinas de fabricación de chips mediante litografía ultravioleta extrema (EUV por sus siglas en inglés) fabricadas por la empresa holandesa ASML, según dijeron tres personas con conocimiento del asunto.

En el pasado, Estados Unidos se ha opuesto, alegando que el envío de estas herramientas avanzadas a China podría utilizarse para reforzar el ejército del país.

Un alto cargo de la Casa Blanca se negó a comentar específicamente la cuestión de si las autoridades estadounidenses permitirían a SK Hynix llevar herramientas EUV a China. Pero el representante dijo a Reuters que la administración Biden sigue centrada en evitar que China utilice tecnologías de EEUU y de sus aliados para desarrollar la fabricación de semiconductores de última generación que ayudarían a China a modernizar su ejército.

La fábrica de Wuxi es fundamental para la industria electrónica mundial porque fabrica cerca de la mitad de los chips DRAM de SK Hynix, que suponen el 15% del total mundial. Cualquier cambio importante podría repercutir en los mercados mundiales de la memoria, cuya demanda, según la empresa de análisis IDC, crecerá un 19% solo en 2021.

A medida que los nuevos estilos de chips constituyan una mayor parte de la producción de SK Hynix en dos o tres años, la empresa necesitará las máquinas EUV para controlar sus costes y acelerar la producción, dijo una fuente con conocimiento de las operaciones de la empresa en China.

No se ha informado previamente del grado de preocupación dentro de SK Hynix. Si la situación no se resuelve en los próximos años, SK Hynix podría quedar en desventaja frente a rivales como el fabricante de chips de memoria número 1, Samsung Electronics Co Ltd, y la estadounidense Micron Technology, los otros dos grandes actores del mercado de DRAM. Tanto Samsung como Micron también están adoptando las máquinas EUV de ASML, pero no las utilizan en las fábricas, ya que estas máquinas están sujetas a restricciones de exportación.

La cuestión de las máquinas de ASML ha suscitado suficiente preocupación en SK Hynix como para que el director ejecutivo, Lee Seok-hee, planteara la cuestión a responsables estadounidenses durante una visita a Washington D.C. en julio, según dos personas informadas de su visita.

SK Hynix declinó hacer comentarios sobre el asunto, añadiendo que opera con flexibilidad de acuerdo con los diversos entornos del mercado y que está haciendo todo lo posible para responder a las demandas del mercado y de los clientes sin problemas.

La administración Trump montó con éxito una amplia campaña para bloquear la venta de la tecnología de ASML a la empresa china Semiconductor Manufacturing International Corp, presionando al Gobierno de los Países Bajos con miembros de la Casa Blanca que compartieron un informe clasificado con el primer ministro del país.

Un portavoz de ASML dijo que la empresa acata todas las leyes de control de las exportaciones y las considera una “herramienta válida” para que los Gobiernos garanticen la seguridad nacional. Pero la empresa dijo que el uso excesivo de esos controles “podría afectar a la capacidad de producción necesaria para adelantarse a la creciente demanda de semiconductores.”

“Es probable que el uso generalizado de los controles a la exportación pueda exacerbar los problemas de la cadena de suministro de microchips, que ya son una de las principales preocupaciones de los Gobiernos y los responsables políticos de todo el mundo debido al efecto de contagio a otras industrias”, como la del automóvil, dijo el portavoz en un comunicado.

Los analistas no creen que las autoridades estadounidenses vean los esfuerzos de SK Hynix por introducir una herramienta EUV en China de forma diferente a los esfuerzos anteriores de las empresas chinas.

“Están realmente atrapados entre la pared china y la espada de EEUU”, dijo Dan Hutcheson, director ejecutivo de VLSIresearch, quien añadió que las normas probablemente se aplicarían a cualquier operación de fabricación de chips en China, extranjera o controlada por el país. “Cualquiera que ponga una herramienta EUV en China le da a China la capacidad. Una vez que está allí, no se sabe a dónde irá después. Los chinos siempre podrían confiscarla o hacer lo que quisieran”.