This content is not available in your region

Los responsables de la Fed empiezan a prever subidas anticipadas de los tipos de interés en EEUU

Los responsables de la Fed empiezan a prever subidas anticipadas de los tipos de interés en EEUU
Los responsables de la Fed empiezan a prever subidas anticipadas de los tipos de interés en EEUU   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

19 nov – Los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal están considerando la posibilidad de subir los tipos de interés antes de lo que creían necesario hace unos meses, a medida que la inflación sigue subiendo y la economía se acelera.

El cambio se produce cuando el presidente Joe Biden está a punto de decidir si mantiene a Jerome Powell como presidente de la Reserva Federal para otro mandato, o si eleva a la gobernadora Lael Brainard a ese puesto en su lugar. A principios de esta semana, Biden señaló que podría hacer un anuncio el viernes.

Quienquiera que elija Biden se enfrentará a la espinosa tarea de dirigir los dos objetivos de la Fed, precios estables y pleno empleo, cuando parecen estar cada vez más en conflicto.

Tanto Powell como Brainard han dicho que creen que el actual aumento de la inflación disminuirá el año que viene a medida que se reparen las cadenas de suministro, y han argumentado que la Fed debería mantener los tipos de interés por los suelos para dar más tiempo a los millones de estadounidenses que perdieron el empleo o abandonaron la fuerza laboral durante la pandemia para conseguir un trabajo si lo desean.

Muchos de sus colegas de la Fed se han sumado a esa opinión, pero el continuo aumento de los precios la pone en entredicho.

El jueves, uno de los partidarios más fiables de las políticas monetarias laxas del banco central estadounidense dijo que está “más abierto” a subir los tipos de interés el próximo año que hace seis meses. El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo que una subida de los tipos de interés en 2022 podría ser apropiada si la inflación se mantiene, a pesar de sus expectativas en sentido contrario.

“No lo describiría como apremiante ni nada parecido”, dijo Evans a los periodistas tras una charla. “Pero diría que tengo que admitir que se ha alargado, que las cosas no están tan limpias como esperaba; que la paciencia es dura, y que podría haber un poco de movimiento antes de lo que estoy pensando, o que podría ser que simplemente me equivoque de plano y tengamos que movernos”.

Por otra parte, el presidente de la Reserva Federal de Atlanta, Raphael Bostic, dijo que cree que el banco central estadounidense podría empezar a subir los tipos de interés a mediados del próximo año, basándose en las perspectivas de empleo.

“Ahora mismo, nuestras proyecciones sugieren que para el verano del próximo año, el número de empleos que tenemos en la economía estará más o menos donde estábamos antes de la pandemia”, dijo Bostic en una entrevista con el programa Marketplace de NPR. “Y en ese momento, creo que es apropiado que intentemos normalizar nuestra política de tipos de interés”.

Bostic dijo anteriormente que estaba entre la mitad de los responsables de la política de la Fed que, a partir de septiembre, pensaban que una subida de tipos sería apropiada para el próximo año, pero su adopción pública de un despegue a mediados de 2022 es nueva.

En su reunión de fijación de políticas del mes pasado, las autoridades de la Fed decidieron comenzar a retirar el apoyo a la economía reduciendo gradualmente lo que había sido 120.000 millones de dólares en compras mensuales de activos hasta llegar a cero para el próximo mes de junio.

Desde entonces, algunos responsables de la política monetaria han abogado por un enfoque más restrictivo y por una reducción más rápida, con el fin de preparar a la Fed para una subida de tipos aún más temprana en caso de que sea necesaria.

Evans rebatió esta opinión el jueves. “La expectativa es que no subamos los tipos antes (del final de la retirada de estímulos); la expectativa es que no ajustemos (la retirada) a menos que, dependiendo del estado, veamos un gran cambio en los datos”, dijo.

Sin embargo, los operadores ya están ajustando sus expectativas, y los futuros de los tipos de interés ya dan por sentado que la probabilidad de que se produzcan tres subidas de tipos antes de que finalice el año próximo es mayor que la del resto.

En septiembre, sólo la mitad de los responsables de la política monetaria de la Reserva Federal pensaban que tendrían que empezar a subir los tipos el año que viene, y la otra mitad veía más probable la primera subida en 2023.

La Fed ofrecerá una mejor lectura sobre el grado de cambio de opinión de los dirigentes monetarios cuando publique las nuevas previsiones trimestrales el 15 de diciembre, cuando finalice su próxima reunión de formulación de políticas monetarias.