This content is not available in your region

Gasto de consumidores EEUU se dispara en octubre y la inflación se acelera

Temores por inflación y pandemia frenan confianza consumidor EEUU; se enfrían precios casas
Temores por inflación y pandemia frenan confianza consumidor EEUU; se enfrían precios casas   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

WASHINGTON, 24 nov – El gasto de los consumidores estadounidenses aumentó más de lo previsto en octubre, ya que los hogares compraron vehículos de motor y una serie de otros bienes, sin mostrar aún señales de contención debido a la alta inflación e impulsando las perspectivas económicas a principios del cuarto trimestre.

El Departamento de Comercio informó el miércoles que el gasto de los consumidores, que representa más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, aumentó un 1,3% el mes pasado, tras haber subido un 0,6% en septiembre.

El gasto se vio parcialmente impulsado por el aumento de los precios, ya que la demanda sigue superando a la oferta.

Los economistas encuestados por Reuters habían previsto que el gasto de los consumidores avanzaría un 1,0%.

La recuperación simultánea de las economías mundiales de la pandemia del COVID-19, impulsada por los billones de dólares de ayuda de los gobiernos, ha tensado las cadenas de suministro, desatando la inflación.

El presidente Joe Biden anunció el martes que Estados Unidos liberaría 50 millones de barriles de petróleo de la Reserva Estratégica de Petróleo para ayudar a enfriar los precios, en coordinación con China, India, Corea del Sur, Japón y Gran Bretaña.

El gasto de los consumidores se está acelerando después de haberse ralentizado bruscamente en el tercer trimestre por el recrudecemiento de las infecciones provocadas por la variante Delta y la escasez de productos generalizada.

El temor a que las estanterías estén vacías y a tener que pagar aún más por unos productos escasos ha animado a los estadounidenses a iniciar sus compras navideñas con antelación.

Las minoristas esperan que las ventas navideñas sean las mejores en años, pero algunos economistas advierten de los riesgos. Las infecciones por coronavirus están aumentando de nuevo, lo que podría llevar a algunos consumidores a recortar el gasto en viajes y ocio, incluyendo las salidas a cenar.

Las presiones sobre los precios se calentaron en octubre.

El índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE), que excluye los componentes volátiles de los alimentos y la energía, aumentó un 0,4% después de ganar un 0,2% en septiembre.

En los 12 meses transcurridos hasta octubre, el llamado índice de precios PCE básico se aceleró un 4,1%, tras el avance interanual del 3,7% en septiembre.

El índice de precios PCE básico es la medida de inflación preferida por la Reserva Federal para su objetivo flexible del 2%.