This content is not available in your region

Comisión parlamentaria de la UE alcanza un acuerdo sobre normas de servicios digitales

Comisión parlamentaria de la UE alcanza un acuerdo sobre normas de servicios digitales
Comisión parlamentaria de la UE alcanza un acuerdo sobre normas de servicios digitales   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Foo Yun Chee

BRUSELAS, 14 dic – Una comisión clave del Parlamento Europeo acordó el martes prohibir los “patrones oscuros” que engañan a los usuarios de la web y la publicidad dirigida a los menores, como parte de las nuevas normas dirigidas a los gigantes tecnológicos estadounidenses, adoptando una postura más dura que podría suponer un problema en las próximas negociaciones con los países de la UE.

La Ley de Servicios Digitales (DSA, por sus siglas en inglés) es un conjunto de normas históricas propuestas por la jefa de competencia de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, en respuesta a la lentitud de las investigaciones sobre defensa de la competencia, que apunta a Amazon, Apple, la unidad de Alphabet, Google y Facebook.

El objetivo es obligar a las empresas a hacer más por combatir los contenidos ilegales en sus plataformas, con multas de hasta el 6% de la facturación global por incumplimiento.

La propuesta de Vestager tiene que ser negociada con los países de la UE y los legisladores de la UE el próximo año antes de que pueda convertirse en ley, la primera del mundo.

Los países de la UE acordaron el mes pasado una posición común, que en general se ciñe al proyecto de normas de la Comisión.

La posición de la Comisión de Mercado Interior y Protección del Consumidor, que necesita la luz verde del Parlamento el mes que viene, incluye la prohibición de los “dark patterns” o patrones oscuros, que son prácticas que las plataformas en línea utilizan para engañar a las personas para que den datos personales a las empresas o las engañen de otra manera.

La comisión parlamentaria también acordó la prohibición de la publicidad dirigida a menores, una amplia normativa que exige a las plataformas online una mayor transparencia en sus algoritmos y normas sobre la pornografía.

Christel Schaldemose, que impulsa la DSA en el Parlamento, dijo que su propuesta también apuntaba a los algoritmos de las plataformas.

“Nos estamos moviendo en la dirección de conseguir que los algoritmos jueguen con las reglas democráticas, no lo han hecho hoy pero lo harán en el futuro”, dijo Schaldemose a Reuters en una entrevista.

“Estamos haciendo muchas cosas para reducir los riesgos de la democracia, hemos hecho muchas cosas para que sea más fácil, más seguro para los consumidores, hemos creado unas condiciones de igualdad para las empresas que utilizan las plataformas”, dijo.

La legisladora europea Dita Charanzova dijo que el proyecto de normas aborda muchas de las cuestiones planteadas por la denunciante de Facebook Frances Haugen.

“No sólo tendrán (las plataformas online) que retirar los contenidos ilegales, sino que tendrán que evaluar los daños reales que se derivan de sus servicios para los menores y el discurso civil en general. Tendrán que actuar y hacerlo de forma transparente. Esto es algo que todavía no se les ha obligado a hacer”, dijo a Reuters.