This content is not available in your region

El BCE podría subir las tasas dentro de un año: Holzmann

El BCE podría subir las tasas dentro de un año: Holzmann
El BCE podría subir las tasas dentro de un año: Holzmann   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

VIENA, 22 dic – El Banco Central Europeo podría subir las tasas de interés a fines del año próximo, y poner fin a las compras de bonos sería una fuerte señal de que la medida se producirá en los dos trimestres siguientes, dijo el miércoles Robert Holzmann, miembro del Consejo de Gobierno.

La semana pasada, el BCE dio un paso más en la reducción de los estímulos de la era de la crisis, al afirmar que pondría fin a las compras de bonos de emergencia en marzo, pero que duplicaría temporalmente el ritmo de su Programa de Compra de Activos (APP, por sus siglas en inglés), de más larga duración, para facilitar la transición.

“Podemos reducir o suspender las compras del APP que aún están pendientes, y si eso sucede sería una señal sobre el precio para los mercados, porque hemos establecido que sólo después de la suspensión o el cese de las compras se aumentarán las tasas de interés”, dijo Holzmann, gobernador del banco central de Austria, en una conferencia de prensa.

“En un caso extremo sería posible (…) suspender las compras en función de los datos de este año e, incluso, hablar de que la subida de las tasas de interés tenga lugar a fines de este año o principios del próximo, más o menos al mismo tiempo que la tercera subida de tasas de interés en Estados Unidos”, indicó.

“Siempre nos retrasamos un poco”, añadió Holzmann, utilizando aparentemente “este año” para referirse a 2022.

Las medidas del BCE del jueves contaron con el apoyo de la mayoría de las autoridades de política, pero los conservadores jefes de los bancos centrales de Alemania, Austria y Bélgica frecuentes opositores a las políticas de dinero laxo del BCE se opusieron.

El BCE elevó sus previsiones de inflación de forma generalizada y ahora espera que llegue al 3,2% el próximo año, muy por encima del objetivo, antes de una caída al 1,8% tanto en 2023 como en 2024. Varios responsables políticos cuestionaron estas proyecciones, argumentando que la entidad subestima el riesgo de que el crecimiento de los precios se mantenga por encima del objetivo del 2%.

“Normalmente, si decimos que no necesitamos más compras (de bonos) porque nuestra expectativa de inflación está cerca o por encima del 2% en 2023 y 2024, entonces eso sería definitivamente una fuerte señal de que las tasas de interés se incrementarán en el siguiente o los dos siguientes trimestres”, dijo Holzmann.