This content is not available in your region

Caen las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos

Caen las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos
Caen las solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Por Reuters

Por Dan Burns

30 dic – Las nuevas solicitudes de beneficios por desempleo de Estados Unidos cayeron en la semana previa a Navidad y se deslizaron al nivel más bajo durante la pandemia, dijo el Departamento de Trabajo el jueves al anunciar datos que aún no muestran ningún impacto en el empleo debido a la rápida propagación de la variante Omicron.

Los reclamos iniciales de beneficios estatales por desempleo se redujeron a 198.000 ajustados estacionalmente para la semana que terminó el 25 de diciembre, desde los 206.000 revisados la semana anterior. A principios de este mes, los pedidos cayeron a un nivel visto por última vez en 1969.

Los economistas encuestados por Reuters habían pronosticado 208.000 solicitudes para la última semana. Las solicitudes han disminuido desde un récord de 6,149 millones a principios de abril de 2020.

Los datos fueron los últimos en mostrar que ómicron, la variante de COVID-19 más nueva y contagiosa hasta el momento, aún no ha afectado un mercado laboral ajustado ni ha desacelerado una economía estadounidense que parece sólidamente encaminada para terminar el año con una tasa de crecimiento espectacular.

Si bien los datos iniciales se vieron deprimidos por los llamados factores de ajuste estacional, incluso las cifras no ajustadas estacionalmente, aunque fueron aproximadamente 60.000 más altas, casi no mostraron cambios semanales.

“El hecho de que las solicitudes de la NSA se mantuvieran sin cambios, en un momento en que normalmente tienden a deteriorarse, sugiere que no ha habido ningún impacto de ómicron hasta el momento”, escribieron los economistas Thomas Simons y Aneta Markowska de Jefferies.

Las cifras, entre las lecturas más oportunas sobre la salud del mercado laboral, también mostraron que la cantidad de personas que recibieron beneficios más allá de la primera semana cayó a 1,716 millones en la semana que terminó el 18 de diciembre, la más baja desde la semana del 7 de marzo de 2020.

Básicamente, eso marca un regreso al nivel que prevaleció antes de la primera ola de confinamientos de COVID-19 a finales de ese mes que hizo que las listas de desempleo se dispararan.