This content is not available in your region

La UE prepara un plan para calificar de ecológicas las inversiones en gas y energía nuclear

La UE prepara un plan para calificar de ecológicas las inversiones en gas y energía nuclear
La UE prepara un plan para calificar de ecológicas las inversiones en gas y energía nuclear   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Kate Abnett y Simon Jessop

1 ene – La Unión Europea ha elaborado planes para etiquetar algunos proyectos de gas natural y energía nuclear como inversiones “verdes” tras un año de batalla entre los gobiernos sobre qué inversiones son realmente respetuosas con el clima.

Se espera que la Comisión Europea proponga en enero normas que decidan si los proyectos de gas y energía nuclear se incluirán en la “taxonomía financiera sostenible” de la UE.

Se trata de una lista de actividades económicas y los criterios medioambientales que deben cumplir para ser etiquetadas como inversiones verdes.

Al restringir la etiqueta “verde” a los proyectos verdaderamente respetuosos con el clima, el sistema pretende que esas inversiones sean más atractivas para el capital privado y acabar con el “ecoblanqueo”, en el que las empresas o los inversores exageran sus credenciales ecológicas.

Bruselas también ha hecho gestiones para aplicar el sistema a algunos fondos de la UE, lo que significa que las normas podrían decidir qué proyectos pueden optar a determinada financiación pública.

Un borrador de la propuesta de la Comisión, al que tuvo acceso Reuters, calificaría de ecológicas las inversiones en centrales nucleares si el proyecto cuenta con un plan, fondos y un emplazamiento para eliminar los residuos radiactivos de forma segura. Para ser consideradas verdes, las nuevas centrales nucleares deben recibir permisos de construcción antes de 2045.

Las inversiones en centrales de gas natural también se considerarían ecológicas si producen emisiones inferiores a 270 gramos de CO2 equivalente por kilovatio hora (kWh), sustituyen a una central de combustibles fósiles más contaminante y reciben un permiso de construcción antes del 31 de diciembre de 2030.

La generación de energía nuclear y gas se etiquetaría como verde por tratarse de actividades “de transición”, definidas como aquellas que no son totalmente sostenibles, pero que tienen emisiones inferiores a la media del sector y no encierran activos contaminantes.

“Teniendo en cuenta los dictámenes científicos y los avances tecnológicos actuales, así como los diferentes retos de transición en los Estados miembros, la Comisión considera que el gas natural y la energía nuclear pueden facilitar la transición hacia un futuro basado sobre todo en las energías renovables”, declaró la Comisión en un comunicado, en el que añadió que las consultas sobre el proyecto comenzaron el viernes.

Para ayudar a la transición a Estados con distintos antecedentes energéticos, “en determinadas condiciones, pueden tener sentido soluciones que no parezcan exactamente ‘verdes’ a primera vista”, dijo a Reuters una fuente de la Comisión. Sin embargo, añadió que el gas natural y la energía nuclear estarán sujetos a condiciones estrictas.

Los países de la UE y un grupo de expertos examinarán el proyecto de propuesta, que podría cambiar antes de que se publique a fines de enero. Una vez publicado, podría ser vetado por la mayoría de los países de la UE o por el Parlamento Europeo.