This content is not available in your region

El BCE podría tener que actuar si las subidas de precios de la energía son más persistentes: Schnabel

El BCE podría tener que actuar si las subidas de precios de la energía son más persistentes: Schnabel
El BCE podría tener que actuar si las subidas de precios de la energía son más persistentes: Schnabel   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

FRÁNCFORT, 8 ene – El aumento de los precios de la energía podría obligar al Banco Central Europeo a dejar de “mirar de reojo” la elevada inflación y actuar para moderar el crecimiento de los precios, sobre todo si la transición ecológica resulta inflacionista, declaró el sábado Isabel Schnabel, miembro del Comité Ejecutivo del BCE.

La inflación alcanzó un récord del 5% en los últimos meses, más del doble del objetivo del 2% del BCE, pero el banco no ha endurecido su política hasta ahora, argumentando que el crecimiento de los precios amainará por sí solo, ya que los factores puntuales transitorios son las principales razones de la alta inflación.

“La transición ecológica plantea riesgos al alza para la inflación a mediano plazo”, dijo Schnabel en un discurso. “El aumento de los precios de la energía puede exigir que se abandone la política de ‘mirar más allá’”.

Schnabel dijo que había dos escenarios en los que el BCE tendría que cambiar de política.

El primero es si los elevados precios de la energía se transmiten a otros sectores de la economía y alteran el comportamiento de la fijación de precios.

“Hasta ahora, sin embargo, no hay señales de efectos secundarios más amplios”, argumentó Schnabel. “El crecimiento salarial y las demandas de los sindicatos siguen siendo comparativamente moderados”.

El segundo escenario sería si la trayectoria de los precios de la energía, fuertemente afectados por los impuestos sobre el carbono y la transición ecológica, amenaza con llevar a la inflación por encima del objetivo.

Los desequilibrios de la oferta y la demanda pueden seguir prolongándose en medio de la transición y es probable que los precios del carbono sigan subiendo, lo que significa que la contribución de los precios de la energía y la electricidad a la inflación de los precios al consumo podría estar por encima de su norma histórica a medio plazo, añadió Schnabel.

Schnabel sostuvo que es poco probable que un impuesto sobre el carbono sea negativo para el crecimiento económico y los estudios sugieren que incluso podría tener un modesto impacto positivo.