This content is not available in your region

Cepsa e Iberia se alían para la descarbonización del transporte aéreo

Cepsa e Iberia se alían para la descarbonización del transporte aéreo
Cepsa e Iberia se alían para la descarbonización del transporte aéreo   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

24 ene – El grupo de energía Cepsa y la aerolínea Iberia anunciaron el lunes un acuerdo para desarrollar y producir biocombustibles sostenibles para la aviación (SAF) a gran escala, a partir de residuos, aceites usados reciclados u otras materias primas de origen vegetal sostenible.

Según una nota de prensa conjunta, el acuerdo, que también incluye a Iberia Express, contempla otras alternativas energéticas, como el hidrógeno renovable y la electricidad, para fomentar la movilidad sostenible en aeronaves y servicios en tierra.

En virtud de la alianza, Cepsa se convierte en un proveedor estratégico para Iberia, “que se asegura el acceso preferente a un combustible escaso (biojet), logrando así la aerolínea una ventaja competitiva tanto para clientes como para inversores (gracias a las mejores calificaciones en los índices de sostenibilidad)”.

Como parte del grupo angloespañol IAG —que también controla British Airways—, Iberia e Iberia Express se han comprometido a lograr cero emisiones netas en 2050, y a operar un mínimo de un 10% de sus vuelos con combustibles de origen sostenible en 2030.

“El Grupo Iberia está desarrollando su estrategia de sostenibilidad sobre tres pilares: operaciones más eficientes, una experiencia de viaje más sostenible para sus clientes y compromiso con la investigación y desarrollo de los combustibles sostenibles y otras tecnologías que contribuyan a la descarbonización del sector”, dijo el grupo.

Por su parte, Cepsa ha puesto en marcha un plan de transición hacia las energías renovables, al igual que otros grupos encuadrados tradicionalmente en el negocio de los combustibles fósiles. El grupo indicó en el comunicado que lleva más de 10 años produciendo biocombustibles en sus centros industriales y está realizando estudios para convertir residuos y aceites usados en combustibles de origen renovable de alto valor energético.

En comparación con el combustible convencional, el SAF puede reducir las emisiones de la aviación hasta en un 80% respecto al queroseno convencional, durante todo su ciclo de vida, según datos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo recogidos en la nota de prensa.