This content is not available in your region

Ómicron se ceba con el sector servicios de la eurozona en enero -PMI

Ómicron se ceba con el sector servicios de la eurozona en enero -PMI
Ómicron se ceba con el sector servicios de la eurozona en enero -PMI   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

LONDRES, 24 ene – La recuperación económica de la zona euro se debilitó aún más este mes, cuando las nuevas restricciones impuestas para contener la variante ómicron del coronavirus hicieron mella en la actividad del dominante sector servicios del bloque, mientras que los precios siguieron subiendo, según datos publicados el lunes.

Con la variante ómicron extendiéndose por toda Europa, los distintos Gobiernos nacionales han recomendado a sus ciudadanos que permanezcan en sus casas y que eviten socializar o reunirse en grupo.

El índice compuesto de gestores de compras (PMI, por sus siglas en inglés) de IHS Markit, considerado un indicador de la salud económica general de la región, cayó a 52,4 puntos en enero desde los 53,3 de diciembre, su nivel más bajo desde febrero y por debajo de los 52,6 previstos en un sondeo de Reuters.

La cifra principal se vio afectada por el PMI del sector servicios, que cayó a un mínimo de nueve meses de 51,2 puntos desde la lectura anterior de 53,1. Aunque se encuentra por encima de la marca de 50 que separa el crecimiento de la contracción, está muy por debajo de la estimación de 52,2 de la encuesta de Reuters.

“La ola de ómicron ha causado otra intensa reducción adicional en el gasto en muchos servicios de cara al consumidor en el primer mes del año, que afectó con especial intensidad al turismo, los viajes y el ocio”, dijo Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS Markit.

Con los consumidores en sus casas, el crecimiento de la demanda de servicios fue mínimo. El índice de nuevos negocios se hundió a 50,8 puntos desde los 52,5 del mes anterior, su lectura más baja desde abril del año pasado, justo antes de que partes de la economía volvieran a abrirse tras el levantamiento de las restricciones más estrictas.

Los consumidores también se vieron afectados por el aumento de los precios. El índice compuesto de los precios de producción igualó el máximo de la encuesta de noviembre, después de que la inflación alcanzara un récord el mes pasado, lo que probablemente añadirá presión al Banco Central Europeo para que endurezca su política monetaria.

Las fábricas de la región, sin embargo, se vieron menos afectadas por las restricciones y han permanecido en gran medida abiertas. El PMI manufacturero subió a un máximo de cinco meses de 59,0 puntos desde los 58,0 de la última lectura, muy por encima de la estimación de 57,5 de la encuesta de Reuters.

El índice que mide la producción subió a 55,8 desde 53,8. La medida de la producción alimenta el PMI compuesto y su gran aumento muestra el impacto de la caída de los servicios en la actividad general de la eurozona.

Para hacer frente a la boyante demanda, las fábricas aumentaron sus plantillas a un ritmo rápido. El índice de empleo se disparó a 57,5 desde 55,3, su máximo desde julio.

Según una encuesta de Reuters realizada la semana pasada, más de dos tercios de los economistas afirmaron que la variante ómicron tendría un impacto económico más leve que la delta, y al continuar el programa de vacunación en la región, el optimismo mejoró.

El índice compuesto de producción futura subió a 66,8 puntos desde los66,7 de la última lectura, su nivel más alto desde que comenzó la ola de ómicron.

“Cabe destacar que mientras que la ola de ómicron ha debilitado las perspectivas en el sector servicios, hasta el momento el impacto parece menos grave que el de las olas anteriores. Mientras tanto, las perspectivas percibidas en el sector manufacturero han mejorado”, dijo Williamson.