This content is not available in your region

Perú investiga fuga menor de petróleo de Repsol durante limpieza tras derrame en el mar

Perú investiga posible segundo derrame de petróleo de Repsol en costa central
Perú investiga posible segundo derrame de petróleo de Repsol en costa central   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

Por Marco Aquino

LIMA, 26 ene – Los organismos fiscalizadores ambientales de Perú investigan una pequeña fuga de petróleo de la empresa española Repsol, ocurrida durante las labores de limpieza de un primer derrame de crudo hace menos de dos semanas que impactó la costa central del país, dijeron el miércoles las autoridades y la compañía.

Repsol descartó en un comunicado que se haya producido un nuevo derrame y dijo que se trató de “un afloramiento controlado de remanentes” de crudo durante los trabajos de limpieza del vertido del 15 de enero tras fuertes oleajes por la erupción de un volcán a miles de kilómetros en el Océano Pacífico.

“Estos trabajos se realizan en base al procedimiento aprobado por la autoridad competente y son parte de las acciones de investigación sobre el siniestro”, dijo Repsol.

El más reciente episodio ocurrió el martes, cuando la Refinería La Pampilla de Repsol retiraba equipos de recepción y despacho de petróleo, para permitir investigar las causas del derrame que afectó a al menos 21 playas de la costa peruana, dijo el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA).

El estatal Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) afirmó al respecto en un comunicado que se estima un vertido de ocho barriles de crudo, los cuales fueron controlados por barreras de contención y elementos absorbentes.

“Hubo una fuga pequeña”, dijo el capitán de la Marina de Guerra, Jesús Menacho, a la estación de televisión Canal N. “En la tubería había un remanente de petróleo (del primer derrame). Esta mancha fue inmediatamente contenida por el plan que tiene las instalaciones con barreras de contención”, agregó.

En el primer evento el derrame fue de 6.000 barriles, según informó el Gobierno citando información de Repsol.

“El OEFA ha iniciado la supervisión ambiental para verificar la responsabilidad de los hechos, el impacto generado y la implementación del plan de contingencia por parte de la empresa”, manifestó el organismo en un comunicado.

La Marina de Guerra de Perú había informado horas antes que durante un vuelo de inspección el martes se “logró apreciar una mancha oleosa” en el mar en las inmediaciones de un terminal de la refinería, ubicada al norte de la ciudad de Lima.

La Marina dijo que tras realizar las consultas, Repsol informó que la mancha representa residuos oleosos del hidrocarburo que se “habría filtrado a pesar de haberse realizado los trabajos para retirar el crudo”, previamente a una inspección y reparación de una plataforma del terminal de la refinería.

Perú dijo esta semana que evalúa los aspectos legales del contrato de la empresa española con el fin de imponer una sanción por un derrame de petróleo, un hecho que el Gobierno calificó como un “desastre ecológico”.

La Refinería La Pampilla, que tiene el 54% de la capacidad de refinación de combustibles de Perú, fue comprada por Repsol en 1996 en medio de un proceso de privatización en el país.

Las labores de limpieza del derrame de crudo se lleva a cabo con un contingente de 2.200 personas y unos 500 efectivos de las Fuerzas Armadas; con el apoyo de 120 embarcaciones “pequeñas o mayores”, dijo el martes Repsol.

Hasta la fecha se ha retirado unos 10.386 metros cúbicos de arena comprometida, refirió la firma en un comunicado.