This content is not available in your region

El banco español Ibercaja aplaza su salida a bolsa por la volatilidad del mercado

El banco español Ibercaja aplaza su salida a bolsa por la volatilidad del mercado
El banco español Ibercaja aplaza su salida a bolsa por la volatilidad del mercado   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

MADRID, 1 feb -El banco español Ibercaja ha pospuesto una oferta pública de venta de acciones prevista para finales de este mes debido a la actual volatilidad de los mercados internacionales, según informó el martes en un comunicado al regulador del mercado de valores de España.

El consejo de administración de Ibercaja “ha acordado esperar a que los mercados vuelvan a una situación de mayor normalidad antes de continuar con su oferta pública inicial de acciones ordinarias”, dijo el banco.

Una fuente próxima al asunto dijo a Reuters el martes que el plan actual de Ibercaja es sacar sus acciones a la Bolsa de Madrid en abril, en lugar de en febrero, como se esperaba inicialmente.

En su comunicado a la CNMV del martes, Ibercaja añadió que, como parte de la preparación de la salida a bolsa de las acciones, proseguirá con la presentación de sus cuentas anuales de 2021 en las próximas semanas.

Las autoridades españolas dieron a las antiguas cajas de ahorros, como Ibercaja, hasta finales de este año para salir a bolsa o captar fondos para reducir las participaciones en manos de fundaciones, según los términos del rescate bancario que siguió a la crisis financiera de 2012.

Ibercaja había anunciado a principios de enero sus intenciones de salir a bolsa.

Ibercaja, que gestiona una cartera de activo de 58.000 millones de euros (66.000 millones de dólares), dijo que se ofertarían acciones existentes de las controladas por la Fundación Ibercaja, que actualmente posee algo más del 88% del banco.

A través de la salida a bolsa, la fundación reduciría su participación en el banco a cerca del 46%.

En un contexto bancario de presión bajo unos tipos de interés ultrabajos, Ibercaja se propone aumentar su ratio de rentabilidad sobre fondos propios tangibles (ROTE, por sus siglas en inglés) desde el actual 7,2% al entorno del 9% en un plazo medio de tiempo, mediante medidas de reducción de costes y con las comisiones de sus áreas de negocio más rentables.