This content is not available in your region

Los temores inflacionistas avivados por los bancos centrales añaden presión al Ibex-35

El Ibex-35 mantiene el tono alcista aunque se impone la cautela por la inflación y Ucrania
El Ibex-35 mantiene el tono alcista aunque se impone la cautela por la inflación y Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022
Por Reuters

3 feb – El principal índice bursátil español cerró en rojo por segunda sesión consecutiva el jueves, en un contexto global de ventas generalizadas en la renta variable ante el renovado temor a la inflación desatado por el Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo, que se añadía a las negativas previsiones de Facebook del día anterior y a la situación en torno a Ucrania.

Aunque el BCE mantuvo sin cambios su postura tras la reunión de política monetaria del jueves, los mercados monetarios reforzaron sus apuestas sobre subidas de tipos y pasaban a prever hasta cuatro para este año, después de que los comentarios de su presidenta indujeran a pensar que el banco ya no descarta esta posibilidad, reconociendo la persistencia de la alta inflación.

“El Banco Central Europeo ha dado un notable giro hacia el endurecimiento”, dijo Carsten Brzeski, economista de ING. “La reunión de hoy del BCE marca un importante giro ‘hawkish’”.

Por su parte, el Banco de Inglaterra subió las tasas de interés hasta el 0,5%, con casi la mitad de sus responsables de política monetaria a favor de un aumento mayor para contener la presión inflacionista desbocada, advirtiendo que la inflación de Reino Unido pronto superará el 7%.

El temor a que una retirada de estímulos demasiado temprana lastre la incipiente recuperación de la crisis económica inducida por el coronavirus desataba las ventas en la renta variable mundial, ya afectada durante la sesión por las oscuras previsiones de Facebook y las tensiones geopolíticas, lo cual reforzaba los rendimientos de la eurozona y al euro frente al dólar y la libra.

Así las cosas, el selectivo bursátil español Ibex-35 cerró con una caída de 23,80 puntos el jueves, o un 0,27%, hasta 8.689,40 puntos, mientras que el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 perdió un 1,76%.

El sector bancario, en el que predominaron las alzas, destacó en lo alto de la tabla, ya que unos tipos más altos favorecen sus perspectivas de ingresos. Santander subió un 3,89%, Caixabank avanzó un 5,48%, Sabadell ganó un 5,97%, y Bankinter se revalorizó un 3,17%.

BBVA fue el único banco que cerró en negativo, dejándose un 2,06% tras publicar unos resultados del cuarto trimestre que, pese a verse impulsados por su negocio en México, mostraron un decepcionante ratio de capital afectado por un programa de recompra de acciones.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica se anotó un 1,17%, Inditex cedió un 2,23%, Iberdrola se dejó un 2,40%, Cellnex cayó un 2,25% y la petrolera Repsol subió un 0,04%.